4 de abril de 2021 23:21 PM
Imprimir

Uruguay negocia protocolos con China para la exportación de miel

CompartiremailFacebookTwitterEl gobierno uruguayo está negociando con su par asiático, los protocolos para habilitar la exportación de miel, en todas sus presentaciones, hacia China. En este sentido la Dirección General de los Servicios Ganaderos (DGSG) a través de la sección de apicultura de la División de Laboratorios Veterinarios (Dilave) han elaborado un documento “borrador” que se […]

El gobierno uruguayo está negociando con su par asiático, los protocolos para habilitar la exportación de miel, en todas sus presentaciones, hacia China. En este sentido la Dirección General de los Servicios Ganaderos (DGSG) a través de la sección de apicultura de la División de Laboratorios Veterinarios (Dilave) han elaborado un documento “borrador” que se ha distribuido a los productores apícolas y salas de extracción de miel, con los procedimientos de registro, habilitación y autorización que serán exigidos para la exportación hacia dicho mercado.
Dicho documento, que está destinado a productores/apicultores, establecimientos apícolas e industralizadores, así como también para las empresas exportadoras de miel dentro de nuestro país, establece que todo aquel interesado en exportar miel debe realizar una presentación formal ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y demostrar la capacidad de cumplir con los requisitos sanitarios exigidos en el acuerdo con las autoridades sanitarias chinas.
Al mismo tiempo establece que los exportadores deberán presentar el listado de los establecimientos de donde proviene la miel y las salas de extracción que participaron en el proceso, por lo que los productores que no estén autorizados quedarán fuera de dicho mercado.
Las solicitudes presentadas ante la DGSG serán evaluadas por dicha repartición, quienes realizarán las auditorías necesarias para corroborar la información presentada. Además se podrá solicitar información adicional por parte del Dilave. En el caso de resultar satisfactoria la información se procederá con la autorización.
Certificación sanitaria
Todas las exportaciones de miel con destino a China, serán acompañadas por el “Certificado Sanitario Internacional” correspondiente, el cual será emitido por el Dilave. En este sentido se exigirá a los exportadores la “nómina de establecimientos de origen de la partida del producto a exportar, indicando el número de inscripción tanto del productor/apicultor como de la sala de extracción, y/o planta de procesamiento y el volumen que la integra”.
Apicultores
En el caso de los apicultores que deseen exportar a China, según el documento borrador, se debe estar al día con la Declaración Jurada Anual del Sistema Nacional de Trazabilidad Apícola (Sinaptra) y presentar un cuaderno que se llamará “Cuaderno de campo” para su sellado y rúbrica.
Dicho “Cuaderno de campo” deberá tener el registro de los tratamientos realizados y las actividades de alimentación realizadas por el productor en cada temporada apícola. Se tendrá que detallar apiarios, fecha de administración y retiro del tratamiento, producto aplicado y trazabilidad del mismo. De igual manera el alimento utilizado, cantidad aplicada y fecha de administración.
Salas de Extracción de Miel
En este caso se deberá presentar la descripción del proceso de extracción de miel, características y materiales constructivos de cada equipo, herramientas y almacenamiento, según las exigencias de la República Popular de China. También se debe informar de forma precisa “el flujo de extracción y procesamiento de la miel, y el área de depósito o almacenamiento de tambores” que serán utilizados para la exportación.
Dicha área de depósito, según se explica en dicho documento, deberá ser “claramente definida y de uso exclusivo para los tambores o envases de miel con destino a la exportación a la RPC”. Respecto a los equipos, se exige que el filtrado de la miel debe finalizar con una malla de 0,42 milímetros de apertura, siendo estas mallas “de acero inoxidable o PVC de calidad alimentaria”.
Dichas salas deberán contar con un sistema de “flujo continuo”, es decir recepción o antesala, sala, depósito de tambores y salida diferente a la entrada, separadas físicamente de manera de evitar el entrecruzamiento, contaminación o deterioro de la miel pos extracción. Además los tanques o recipientes a utilizar con destino a la exportación a China, deberán estar claramente identificados.
Establecimientos de acopio e industrialización
Estos establecimientos deben tener, al igual que las salas de extracción, un área exclusiva de acopio de tambores con destino a China. En el caso de industrializarse, deberá presentarse la descripción de los equipos y procesos específicos, según las exigencias del acuerdo. Además se tendrá una planilla de registro del stock destinado a China para su aprobación.
En el caso de la exportación de miel a granel, los tambores con miel que se destinen a China, deben provenir de apicultores y salas de extracción de miel habilitadas para tal fin y se debe tener un control de trazabilidad específico para la exportación a dicho destino. Los tambores deberán ser de acero, de primer uso. Si la miel es fraccionada, deberá contar con documentación referente a los envases utilizados que aseguren su “aptitud para contener alimentos ácidos”.

Publicidad