13 de diciembre de 2010 10:05 AM
Imprimir

Los carniceros y charcuteros de la Comunidad de Madrid se mueven

Que nuestra sociedad está cambiando y que sus hábitos de compra y consumo no son los mismos que hace unos años, es una obviedad. No estamos diciendo nada nuevo, anuncia en un comunicado la Federación Madrileña de Detallistas de la Carne (FEDECARNE).

Es un hecho que el consumidor, al comenzar a preocuparse de adquirir la información necesaria para elegir correctamente, qué, cómo y de qué manera consume, posee ahora más que nunca un grado de conocimiento que anteriormente no tenía.

Ante este nivel de sofisticación, el mercado y sus actores se están viendo obligados a adaptarse y reinventarse constantemente.

Por otra parte, estamos asistiendo a una preocupación paulatina por la salud. Ya no sólo comemos, sino que nos nutrimos. Nos preocupamos por nosotros y por los nuestros y queremos que lo que comemos contribuya positivamente en nuestra salud.

Esta situación ha originado que también los carniceros-charcuteros de nuestra Comunidad, estén comenzando a barajar fórmulas en forma de actividades, con un propósito común, diferenciarse ofreciendo un valor añadido a sus establecimientos y a sus productos, ayudando al usuario a conocer mejor aquellos alimentos que consumirá posteriormente a sus compras.

El Jamoncito de Arganzuela, y a su frente María Elena Almena, ha acometido una iniciativa muy interesante entre sus clientes. Durante los meses de octubre, noviembre y diciembre ha celebrado cuatro jornadas alrededor de productos estrella de nuestra gastronomía. El objetivo y su dinámica sencillos y en su misma proporción efectivos.

Aprovechando el interés que despiertan algunos alimentos en nuestro país y el desconocimiento que se tiene en muchos casos de ellos, pese a su éxito en nuestras mesas, María Elena ha ofrecido clases muy instructivas impartidas por expertos profesionales de diferentes sectores. Los protagonistas en este orden han sido el Queso, el Jamón, el Aceite y el Foie.

La jornada de El Queso fue la primera en celebrase, teniendo como maestro de ceremonias a Miguel Ángel Ramírez, Presidente de la Asociación Nacional de Catadores de Queso.

Producción, tipos de queso, y otras cosas que por básicas, en la mayoría de los casos, no les prestamos atención y desconocemos, como es qué significa que un queso sea curado, semicurado o tierno, fueron algunas de las preguntas a las que se intentó responder a lo largo de la jornada.

“Lo que hemos intentado y esperamos haber conseguido –manifestó María Elena-, es que los asistentes hayan podido adquirir conocimientos prácticos sobre estas joyas gastronómicas, de manera, que cuando realicen sus compras perciban que lo están haciendo de una manera más inteligente, al disponer de conocimiento útiles que les permiten conocer con exactitud que están comprando”.

Luis Pacheco, Gerente de Gold Gourmet, miembro de una familia de carniceros, de los cuales cinco se dedican a la comercialización de carne, es un firme defensor de nuestro legado cultural y todas sus acciones persiguen siempre transmitir el buen hacer del sector detallista de la carne.

Para su empresa comunicar no es una opción es una necesidad y por esta razón, ellos desde sus orígenes difunden las bondades de la carne a través de diferentes vías.

Luis Pacheco y su familia vienen realizando campañas internas dentro de sus tiendas, entregando a sus clientes folletos que recogen información de calidad acerca de la carne.

Además de las acciones puntuales que realizan in situ en sus establecimientos, Luis Pacheco realiza un esfuerzo diario por difundir los valores de salud, calidad de vida, bienestar y disfrute gastronómico asociados a la carne y sus derivados, colaborando en revistas de gastronomía, como ponente en foros y congresos relacionados con la alimentación e impartiendo seminarios y charlas sobre alimentación saludable en colegios.

Es además, Premio Metrópoli 2003, reciente premio COCAM a la Difusión de los Mercados y galardonado por la Agrupación de Sociedades Laborales de Madrid, el pasado noviembre, por su carácter emprendedor y por su vocación de creación de empleo y mantenimiento del tejido empresarial. Como el mismo manifiesta, “la alimentación es el mejor legado que podemos dejar junto a la educación a nuestras futuras generaciones”.

Traspasando fronteras, el pasado 16 de noviembre, la tienda de jamones y productos Delicatesen Alma de Julián Becerro, perteneciente al grupo de Jamones Julián Becerro, fue visitada por un grupo de Carniceros-Charcuteros holandeses.

Degustar el jamón ibérico, cada vez más apreciado fuera de nuestras fronteras, era el objetivo de la iniciativa. Se ofreció información sobre tienda, sobre sus loncheados, sobre el cerdo ibérico, su alimentación, curación, etc, y a través de la degustación apreciaron las distintas notas, grasa, untuosidad y otras características del jamón.

Los 16 asistentes, todos ellos carniceros-charcuteros que comercializan jamones serranos y de Parma en sus carnicerías mostraron un gran interés en los ibéricos y apreciaron sus tan característico y diferenciador de nuestros jamones únicos en el mundo. “Este tipo de acciones son una gran oportunidad para potenciar la imagen de nuestro jamón fuera de España”.

Estos son solo algunos ejemplos del esfuerzo que está realizado el sector detallista de la carnicería-charcutería en nuestra región para poner en valor la carne y sus productos.

Es un sector que innova, que crece, que está atento a las necesidades de la sociedad, a sus demandas, porque son conscientes de que el público y sus hábitos están cambiando, y que intenta ofrecer sin renunciar a los valores que tradicionalmente les han hecho merecedores de su buena fama y de su buen hacer, un servicio que va más allá de la pura venta o comercialización de un producto.

Lo que está claro es que los carniceros-charcuteros de nuestra región son cada vez más dinámicos. Nuestro sector se mueve.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *