9 de abril de 2021 12:46 PM
Imprimir

EE.UU. comenzó a “comerse” sus reservas internas de maíz

CompartiremailFacebookTwitterEl Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) informó que al pasado 1 de abril EE.UU. comprometió el 101% del saldo exportable de maíz correspondiente al ciclo comercial 2020/21. ¿Cómo es posible eso? Muy fácil: porque EE.UU. ya agotó el saldo exportable teórico de maíz del presente ciclo y comenzó a concretar exportaciones con sus propias reservas del […]

El Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) informó que al pasado 1 de abril EE.UU. comprometió el 101% del saldo exportable de maíz correspondiente al ciclo comercial 2020/21.

¿Cómo es posible eso? Muy fácil: porque EE.UU. ya agotó el saldo exportable teórico de maíz del presente ciclo y comenzó a concretar exportaciones con sus propias reservas del cereal, que son –dato importante– muy exiguas en términos históricos.

El stock final de maíz estadounidense 2020/21 proyectado por el USDA es de 38,1 millones de toneladas, cuando en el ciclo anterior había sido de 48,7 millones de toneladas y dos años atrás de 56,4 millones. Es decir: se viene reduciendo de manera progresiva en línea con la aparición en escena de la demanda asiática en general y china en particular.

Todo esto ocurre cuando faltan más de cinco meses para el ingreso de la nueva cosecha de maíz estadounidense, lo que genera, como es esperable, un nerviosismo creciente entre los consumidores de maíz del país del norte.

En ese contexto, hoy jueves el contrato Maíz CME Group Mayo 2021 finalizó en 228,2 u$s/tonelada con un alza intradiaria de 7,3 u$s/tonelada, mientras que la posición Julio 2021 terminó en 221,2 u$s/tonelada con una suba de 6,0 u$s/tonelada.

La posición correspondiente a la nueva cosecha 2021/22, Maíz CME Septiembre 2021, terminó hoy con un valor promedio ponderado de 200,7 u$s/tonelada, una cifra 4,1 u$s/tonelada mayor que la registrada ayer miércoles.

A partir de mes de julio los precios internacionales del maíz comienzan a enfriarse ante el proyectado ingreso de una súpercosecha de maíz tardío brasileño, que fue estimada oficialmente hoy por Conab en casi 85 millones de toneladas. Posteriormente, con el ingreso de la cosecha estadounidense, los valores del cereal siguen desacelerándose.

Ante ese panorama, los exportadores argentinos están haciendo los mayores de los esfuerzos por aprovechar esa “ventana comercial” que asegura valores sostenidos para el cereal hasta fines del segundo trimestre de este año.

Hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que a la fecha se cosecharon en la Argentina 6,0 millones de toneladas de maíz temprano sobre una estimación total para la presente campaña de 45 millones de toneladas.

Fuente: LPO

Publicidad