4 de diciembre de 2009 12:47 PM
Imprimir

México autorizó la primera partida de carne ovina uruguaya

Pablo Antúnez La misión sanitaria mexicana para la habilitación de plantas exportadoras de carne ovina aún no tiene fecha confirmada, pero ya se autorizó el ingreso de la primera muestra de cortes desosados y madurados.

El gobierno apura las gestiones para dejar habilitado, antes de fin de año, el ingreso de carne ovina, sin hueso y madurada en el mercado mexicano.
El análisis de riesgo, es decir, la etapa de estudios técnicos previa a la habilitación del mercado mexicano para la carne ovina uruguaya ya está terminada y las autoridades sanitarias aztecas están convencidas de que no habrá riesgo alguno al abrirle las puertas a este producto.La expectativa está centrada en el envío de la misión técnica que dejará habilitados los frigoríficos exportadores, para la cual no hay fecha, pero se apuran las gestiones para que los técnicos lleguen en la segunda quincena de este mes.

Mientras tanto, el embajador uruguayo en México, José Ignacio Korzeniak, confirmó a El País que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación "ya autorizó el primer embarque de muestra", que será destinado a la promoción del producto. Para afinar los detalles, la representación diplomática en ese país ya está trabajando con los importadores aztecas.

Korzeniak aseguró que en los supermercados "se registra un comercio interesante de carne ovina sin hueso de origen neocelandés" y recordó a la vez que, en el caso de Uruguay, el producto tendrá "ventajas arancelarias" frente al de los demás abastecedores.

"Pagará alrededor de 7%, una cifra muy parecida a la que hoy abona la carne vacuna uruguaya que está ingresando", explicó el diplomático.

"Tenemos ciertas expectativas con este mercado, porque hay otros exportadores, como Nueva Zelanda, que están exportando con éxito el mismo producto", agregó. También están adelantadas las gestiones sanitarias para destrabar el ingreso en Estados Unidos y en Canadá. En paralelo, con México se negocia una ampliación del cupo de quesos que es de 6.600 toneladas (básicamente de semiduros) y el ingreso de vegetales.

VISIÓN. Para los analistas, México no será un mercado de volumen, sino de calidad y servirá para dinamizar los precios de la carne ovina uruguaya.

"Veo este mercado como un gran dinamizador de precios, ya que, si bien importa algo de corderos, es más bien un importador de cortes de animales adultos", aseguró a El País el economista Carlos Salgado, experto del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL). Los mexicanos importan desde Australia y Nueva entre 40.000 y 50.000 toneladas.

"Es una posibilidad más para valorizar la carne ovina uruguaya. La capacidad negociadora mejora en la medida que se diversifiquen los mercados y si hay precios que arrastren las inversiones y el crecimiento. Eso se logra con más y mejores mercados", dijo Salgado a El País.

Si bien el stock ovino bajó 5,27% de un año al otro, situándose en 8.889.718 cabezas, Salgado recordó que la oferta de corderos creció y es récord: llegó a 1.110.000 cabezas. Este es un paso importante frente a la expectativa de mercados que hoy tiene Uruguay.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *