10 de abril de 2021 21:35 PM
Imprimir

GIRASOL: LA PEOR COSECHA CON EL MEJOR RESULTADO ECONÓMICO

Dos extremos se combinaron esta campaña girasolera: la sequía derrumbó la producción en el centro norte santafesino a niveles históricamente bajos, pero el grano se vendió al doble que el año pasado. Como resultado, hubo excelentes márgenes tanto en campo propio como alquilado.

Los números finales del negocio girasolero en el centro norte de la provincia de Santa Fe batieron récords en la campaña 2020/21. Pese al impacto de la sequía, que derrumbó los rendimientos y la producción a niveles históricos mínimos, los excepcionales precios de la oleaginosa compensaron -en promedio- a los productores, que tanto en campo propio como bajo arrendamiento obtuvieron altos márgenes (antes de impuestos), cercanos al 200% sobre el capital invertido.

“Baja producción con excelentes márgenes económicos”, resumió el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe en el reporte sobre el final de la campaña sobre 12 departamentos. Finalizada en marzo, concluyó “con uno de los peores registros productivos históricos, dando un quiebre a la evolución positiva que tenía el cultivo en los últimos años en la zona”. Sin embargo, “los márgenes brutos de los productores tuvieron niveles excelentes”, sostiene el trabajo, “muy por encima de campañas pasadas” tanto para quienes realizaron la actividad en campo propio como aquellos que lo hicieron bajo esquema de arrendamiento.

Superficie sembrada (en ha; eje izquierdo) y producción (en tn; eje derecho) en centro norte de Santa Fe. Campañas 014/15 a 2020/21.

Como es habitual, el CES propone dos modelos para el análisis, uno en el norte y otro en el centro de la provincia. Así, en el departamento Las Colonias (cuenca lechera) el girasol -en un esquema de tecnología media alta- tuvo un margen bruto de U$S/ha 619,8 para quienes trabajaron sobre campo propio y de U$S 452,2 para quienes lo hicieron sobre campo arrendado. “Ello representó un 142,7% y 75,1%, respectivamente, sobre el capital comprometido para la producción (costos totales, incluyendo arrendamiento en el segundo caso)”.

Para el caso del departamento General Obligado (noreste provincial), el margen bruto promedio estimado -con tecnología media baja- fue de U$S 563,3 y U$S 391,6 por hectárea para quienes trabajaron sobre campo propio o sobre campo arrendado, respectivamente. Sobre el capital comprometido un ratio de 190,8% y 83,9%, respectivamente”.

El informe no considera el componente impositivo en los márgenes de los productores, pero consigna que la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) estimó una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 49,3% para el caso del cultivo de girasol en la provincia de Santa Fe.

En detalle

Al desarrollar las características agronómicas de la campaña, la Bolsa de Comercio indicó que el rendimiento por hectárea fue de 18,5 quintales, “el menor registro desde que se realiza el relevamiento del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA), junto con la campaña 2016/17”. Se trató de un quiebre de “una trayectoria de crecimiento del cultivo en la región de 5 años”. La caída de rendimientos fue mayor en los distritos del norte. La superficie finalmente sembrada fue de 97.800 ha, 10.700 menos que las intenciones iniciales y un 9,9% por debajo de la implantación de la campaña 2019/20.

A diferencia de la cuestión productiva, el aspecto comercial de la oleaginosa acompañó a la mayoría de los commodities, con números muy positivos que no se observaban hace muchos años. El precio internacional del aceite de girasol -principal destino del grano- se disparó en los últimos meses, logrando niveles que no se observaban desde 2008.

Fue acompañado por los precios de la oleaginosa, el cual se ubica, en lo que va del año, en un promedio de U$S/tn 459,1, casi el doble del nivel que presentaba en igual periodo del 2020. Pero “no todos lo pudieron aprovechar, algunos por el daño del clima y otros porque anticiparon ventas de la cosecha en un rango de precios de entre 280 y 300 dólares por tonelada, muy por debajo de los precios utilizados para el esquema presentado en el cuadro”, indica el informe.

En cuanto a la comercialización de los granos de la presente campaña, según datos del MAGyP se llevan comercializadas 1.651.900 tn de girasol, alrededor de 80.000 tn más que a la misma altura del año pasado. Si se compara con la proyección de producción, ya se comercializó el 61,2% del producto, lo cual representa casi 10 puntos porcentuales más que lo comercializado durante la campaña pasada para esta época del año.

Fuente: El Litoral

Publicidad