12 de abril de 2021 13:47 PM
Imprimir

Paula amenaza y Brasil aprovecha: Sería el país más beneficiado con el crecimiento del comercio de carne vacuna

CompartiremailFacebookTwitterMientras en la Argentina se levantan las voces de alerta ante las declaraciones de la secretaría de Comercio Interior, Paula Español, quien no descarta un cierre de las exportaciones u otros mecanismos para regular las ventas al exterior de carnes, el comercio mundial del producto crece y Brasil lo capitaliza. Según el último informe del […]

Mientras en la Argentina se levantan las voces de alerta ante las declaraciones de la secretaría de Comercio Interior, Paula Español, quien no descarta un cierre de las exportaciones u otros mecanismos para regular las ventas al exterior de carnes, el comercio mundial del producto crece y Brasil lo capitaliza.

Según el último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), “en 2021 se pronostica un aumento de poco más del 2% (en las expo e impo de carne vacuna), hasta 11,1 millones de toneladas”. Eso implica un incremento del 17% en las exportaciones mundiales en los últimos cinco años, un salto impulsado por la creciente demanda de China, que es abastecido especialmente desde los países del Mercosur.

El crecimiento del comercio mundial de carnes sería mayormente aprovechado por Brasil. En efecto, el documento en cuestión destaca que para este año se “se prevé que las exportaciones totales de carne de Brasil aumenten un 5% con respecto a 2020, lo que marca el décimo consecutivo año de crecimiento”.

Se espera que Brasil capture así el 25% de las exportaciones mundiales de carne y así lo explica el USDA: “Las exportaciones de carne de res de Brasil se han disparado tras la aparición de la peste porcina africana (PPA) en China durante 2018 y siguieron creciendo el año pasado a pesar de una recesión mundial y un servicio de alimentos deprimido negocio. Recuperar la demanda en la Unión Europea y Oriente Medio, así como la fortaleza continua en China, posiciona a Brasil para un mayor crecimiento de las exportaciones este año”.

Mientras se espera que el gigante sudamericano siga ganando espacio, en Argentina las autoridades amenazan con dejar de exportar carne para que el precio sea los suficientemente bajo para el consumo doméstico, como para que la pueda comprar sin grandes inconvenientes una población empobrecida.

El año pasado las ventas al extranjero de carne vacuna sumaron 2.700 millones de dólares y de estos fueron para China 1.700 millones. En tanto, en 2019 por los embarques del producto habían ingresado al país unos 3.100 millones por este rubro del comercio interior.

Publicidad