16 de abril de 2021 21:00 PM
Imprimir

Otra vez viejas recetas para controlar la carne ?

Se confirmó la creación de un registro de exportaciones de carnes. Esta sistema de declaración jurada permitirá al Gobierno monitorear nuevamente la exportación de carne. Rechazo de la Mesa de Enlace

La reactivación económica registrada a nivel global en los últimos meses de 2020 impulsó los precios de muchos de los productos exportables argentinos, como carnes y otros alimentos, una dinámica que el Gobierno busca aprovechar e incentivar sin descuidar el abastecimiento del mercado interno, aseguraron fuentes oficiales a Télam.

En ese sentido, esta tarde se confirmó la creación de un registro de exportaciones de carnes -algo que ya está vigente para la exportación de cereales y oleaginosas- para verificar que las empresas que vendan proteína animal al exterior cumplan con requisitos de solvencia, trayectoria o que tienen garantías de que operan el mercado, y que, al mismo tiempo, respeten los precios de mercado.

Esta sistema de declaración jurada permitirá al Gobierno monitorear la exportación de carnes y hacer un seguimiento de la relación entre precios declarados en el despacho de la mercadería y el arribo a destino para evitar que se declaren precios inferiores a los que efectivamente se venden la mercadería, es decir, su subfacturación.

“Buscamos un equilibrio entre exportación y abastecimiento interno. Tenemos una estrategia de profundizar las exportaciones pero no podemos permitir que estrategias especulativas”, apuntaron las fuentes.

Al respecto, señalaron que tanto el Ministerio de Desarrollo Productivo, como la AFIP y el Banco Central, detectaron maniobras tanto de subfacturaciones como de especulación “que generan problemas en los precios y retacean las divisas de la exportación que son necesarias para impulsar la actividad”.

De todas formas, sostuvieron que estos registros “no son los ROE rojo”, en referencia a los Registros de Operaciones de Exportación de carne que funcionaron entre 2006 y 2017 y que, a efectos prácticos, establecían límites para la exportación,

Por otra parte, la idea oficial es extender hasta fin de año el acuerdo de precios para cinco cortes de carnes, aunque se está trabajando para cambiar dos de los cortes de los denominados parrilleros por otros dos más típicos de cocina.

También se avanzará con estrategias para distribuir alimentos frescos a precios accesibles y mayoristas a través de ferias en el sur de la Ciudad de Buenos Aires y en municipios del conurbano bonaerese, sobre todo de frutas, verduras y lácteos.

“Sabemos que la distribución en camiones en zonas clave no va a reemplazar la cadena de distribución y comercialización a la que accede la población. Lo que pretendemos es dar una solución ante la emergencia en el medio de la pandemia y del nivel de precios de los alimentos”, manifestaron en un despacho oficial.

El anunció del Gobierno de establecer mayores requisitos para la exportación de carne vacuna con el fin de generar mayor transparencia y trazabilidad y evitar prácticas ilegales y especulativas, con un implementación de un nuevo registro para los envíos al exterior, fue rechazado por las entidades que conforman la Mesa de Enlace.

En un comunicado, la Comisión de Enlace manifestó “su más absoluto rechazo a la reinstauración del Registro de Exportaciones, en este caso para la carne, y demás medidas intervencionistas anunciadas hoy, instrumentos todos que ya se implementaron en el pasado reciente con resultados contraproducentes para la producción, la actividad y el empleo”.

La entidad, conformada por la Sociedad Rural, Federación Agraria, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentina, dijo que “detrás de estas medidas se esconde la visión equivocada según la cual la suba generalizada de precios responde a que el mercado de los alimentos presenta tensiones entre la exportación y el mercado interno”.

Publicidad