17 de abril de 2021 12:23 PM
Imprimir

Una medida gremial paraliza a los mayores puertos agroexportadores del país

El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros declaró un paro por 24 horas en protesta por la negativa de la cerealera Buyatti de abonar las indemnizaciones tras cerrar en marzo.

El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) anunció un paro por 24 horas, por el “incumplimento patronal” de la cerealera Buyatti que, según el gremio, se niega a abonar las indemnizaciones correspondientes tras el cierre de la planta ocurrido el mes pasado.

Buyatti mantenía hasta fines de 2020 un contrato de trabajo “a fasón” con Vicentin, que se cortó tras la crisis de esta última. Por eso, sus dueños decidieron cerrarla y dejar en la calle a 84 trabajadores.

La huelga perjudica a 10 plantas que están ubicadas al norte del Gran Rosario, en las localidades de Puerto San Martín, Timbúes y San Lorenzo: son las mayores exportadoras del país y, por ende, las principales generadoras de divisas.

Según el delegado del Soea en Buyatti, la empresa mantiene una importante deuda con los empleados, aparte del acuerdo de indemnización, pero ahora “quiere desconocerla”, indicó el gremio.

“Pretende (la compañía) que para cobrar firmen una renuncia al derecho a reclamos posteriores. Algo que los trabajadores rechazaron indignados”, afirmó el sindicato.

Por este motivo, este viernes por la mañana se realizó una asamblea y, por voto unánime, se resolvió un paro “en protesta por este avasallamiento de la patronal sobre los trabajadores y también por los aprietes policiales que interrumpieron el normal desarrollo de la asamblea”.

La medida de fuerza comenzó a las 11 con una guardia mínima y presencia de empleados en los portones de las empresas. De todos modos, el Soea señaló que “se dará tiempo a completar las descargas y procesos que estén en marcha para una parada segura de las plantas”.

Mientras tanto, “los asesores legales del Soea están proponiendo alternativas al texto arbitrario de la empresa, buscando que se respete el acuerdo original. La medida de fuerza comienza mientras siguen las conversaciones con la patronal”, concluyó el sindicato.

Por la importancia que tienen las terminales de San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes, se especula con que se dictaría una conciliación obligatoria.

Hasta tanto eso se resuelva, desde las firmas que organizan la logística de la comercialización de granos recomiendan no enviar camiones a fábricas de esas localidades.

Fuente:

Publicidad