18 de abril de 2021 11:10 AM
Imprimir

Exportaciones de carne y pollo en espera, automotrices paradas y transportistas que pierden $ 20 millones por día, entre los costos del bloqueo en el puerto de Buenos Aires

Las consecuencias podrían reflejarse muy pronto en faltantes de mercadería y menos ingreso de divisas . Sectores productivos y políticos pidieron a los ministros de Transporte, Trabajo y Desarrollo Productivo que solucionen el conflicto, de jurisdicción nacional. Buques extranjeros empiezan a dejar de venir

La Primera Asociación Empresarios Transporte Automotor de Cargas (Paetac) sostiene que los bloqueos que encabezan desde hace más de dos semanas los trabajadores autoconvocados en las Terminales 4 y 5 del Puerto de Buenos Aires generan pérdidas por 20 millones de pesos diarios y además provocan “daños irrecuperables para la economía” del país. El conflicto mantiene paralizadas las exportaciones de carne vacuna, pollo y frutas desde las Pascuas.

Por el Puerto de Buenos Aires también ingresa y egresa el mayor caudal de cargas en contenedores (53%), pero los movimientos de autoconvocados impiden que se reciban y despachen las importaciones y exportaciones. Esto “provoca a diario pérdidas millonarias que en los próximos días se evidenciarán en faltantes de mercaderías de todo tipo”, dijeron desde Paetac a través de un comunicado. Al año se opera alrededor de 450.000 contenedores llenos (tanto importaciones como exportaciones).

También el sector autopartista exigió “una solución a esta problemática que ya está impactando con importantes pérdidas de producción y afectando también a un número cada vez mayor de trabajadores metalúrgicos”, como expresó en una nota la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC), que pidió al gobierno nacional, con jurisdicción sobre las terminales portuarias, que se involucre y ponga fin al conflicto.

“Queremos advertir que el impacto de esta situación pone en riesgo directamente 2.500 empleos en las terminales de nuestra provincia más aquellos afectados indirectamente en la cadena de valor”, dice una nota de la CIMCC a los ministros de Trabajo, Transporte y Desarrollo Productivo, Mario Meoni, Claudio Moroni y Matías Kulfas, respectivamente. También los ministros de Trabajo e Industria de Córdoba, Omar Sereno y Eduardo Accastello, pidieron a Nación que resuelva el problema.

No le encuentra la vuelta

Pero el gobierno nacional no le encuentra la vuelta a un conflicto, que según las automotrices radicadas en Córdoba (como Nissan y Renaul) ya les hizo perder de producir 800 vehículos, y otras 150 cada día que se estira el bloqueo, que impide sacar del Puerto porteño las autopartes que las terminales necesitan para producir.

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Administración General de Puertos (AGP), mantiene reuniones con los gremios de los trabajadores involucrados. Mientras, Paetac reiteró que las obstrucciones imposibilitan todo tipo de operaciones en las dos terminales en conflicto.

“El principal problema que esto está generando es que como los buques no pueden operar, ya que las terminales están sin trabajar, no vienen a la Argentina. Están quedándose en Uruguay, en Montevideo, Salto y demás puertos que sabiendo del paro no los embarcan. Tampoco están viniendo contenedores vacíos para poder exportar materias primas”, dijo Martín Borbea, presidente de Paetac, a Infobae.

No pasarán, es el mensaje del acoplado

No pasarán, es el mensaje del acoplado

La carne congelada no será negociada

Según los cálculos que estima el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), uno de los sectores afectados por la medida de fuerza hay alrededor de 3.500 toneladas acumuladas en cámaras de frigoríficos que debieron volver a ser refrigeradas, mientras que los cargamentos que había en fila del puerto pudieron despacharse desde otra terminal como una excepción, pero aseguran que esto demora el flujo de fondos.

En cuanto a la exportación de carne bovina, desde el Consorcio ABC estiman que hay más de 150 camiones demorados en puerto esperando a ser despachados, pero hicieron hincapié en que esto no afecta solo a la carne, sino a muchos otros alimentos.Hay alrededor de 3.500 toneladas de pollo acumuladas en cámaras frigoríficas, esperando su salida al exterior y unos 150 camiones demorados en puerto con cargas de carne vacuna de exportación

Otro de los grandes problemas que están viendo los empresarios de transporte es que los contenedores que están llegando, vienen con aduana hecha de origen y hay un tiempo determinado para llegar al puerto de Buenos Aires y entregar el contenedor en la terminal. “Al no entregarlos por el paro, todos esos permisos se están venciendo y esos camiones tienen que volver al lugar de origen y para poder anular la aduana original y revalidar para poder volver al puerto de Buenos Aires cuando esté habilitado el puerto”, precisó el presidente de Paetac.

Para el sector transportista, los problemas que está ocasionando el bloqueo “son terribles”, ya que el conflicto también afecta fuertemente a otros de la industria nacional. “Es muy complejo el tema y las pérdidas son muy grandes porque son ventas que no se van a hacer al exterior. Es muy posible perder mercados porque a los clientes en el exterior no les interesa que haya un paro en el puerto de Buenos Aires, si no lo que les interesa es comprar los productos y si la Argentina no los vende los salen a buscar a otro lado. Nosotros corremos el riesgo de perder mercados”, puntualizó Borbea.

Conflicto

Empleados de terminales, en una jornada de bloqueo

Empleados de terminales, en una jornada de bloqueo

El conflicto que golpea de lleno al transporte, ya que más del 90% de las cargas se transportan en camión, se generó por el vencimiento de la concesión de la Terminal 5, pero también está trabada la actividad en la Terminal 4. “El perjuicio no se limita a todos los extra-costos que provocan en nuestro sector, que en muchas oportunidades no tenemos forma de recuperar, sino que el impacto es sumamente gravoso para la economía del país”, señalaron desde la entidad en su descargo.

Esto ocasiona “inevitablemente mayor inflación” a partir de un aumento de costos totalmente injustificados por demoras y cargas retenidas. “Estos valores se traducen en un aumento generalizado de precios, los cuales no generan mayor valor agregado a partir del trabajo y un círculo virtuoso de la economía, sino que lamentablemente representan menor competitividad para poder colocar nuestros productos en el mundo”, añadieron.

Por otro lado, señalaron que resulta incomprensible que las autoridades competentes con quienes ya tuvieron algunos intercambios no hayan intervenido de manera concreta y decisiva para terminar el conflicto y destrabar el bloqueo.

“Los bloqueos y la falta de diálogo únicamente generan más desocupación y pobreza. Los puertos no pueden funcionar de manera independiente sin contemplar el resto de la cadena operativa, no pueden priorizarse las cuestiones operativas internas sin tener en consideración al resto de proceso, entre los cuales se encuentra el transporte automotor de cargas, que sin él no podrían llegar ni salir las cargas de los puertos”, expresaron.

Fuente: Infobae

Publicidad