15 de diciembre de 2010 08:01 AM
Imprimir

Senado discutirá proyecto que prohíbe comercializar peces infectados

Chile : El Senado discutirá la iniciativa, que surgió de la inquietud de diversas organizaciones ciudadanas ante el procesamiento de salmones infectados con virus ISA. Ambientalistas y expertos advierten que los productos son sometidos a "un bombardeo de antibióticos" riesgoso para la salud humana y que Sernapesca ha entregado poca información.

La Cámara Alta discutirá un proyecto de ley que busca prohibir la venta, comercialización, entrega o cualquier otra forma de expendio u oferta de peces y otros recursos hidrobiológicos enfermos, contaminados con sustancias nocivas para la salud humana o que provengan de mortalidades generadas por agentes patógenos.La iniciativa legal establece que la regulación se incorpore en el artículo Nº 107 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, y se basa en la necesidad cumplir con la Política Nacional de Inocuidad de los Alimentos y la Ley del Consumidor.El proyecto surgió cuando organizaciones ciudadanas alertaron que el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) había anunciado el procesamiento de más de 200 toneladas de peces infectados con el virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA), provenientes del centro de cultivo de la empresa Acuimag, ubicado en Bahía Perales, en la región de Magallanes.Una cantidad que podría acrecentarse, según los ambientalistas, puesto que el centro cuenta con más de 600 toneladas de peces que están expuestos al contagio.El proyecto exige además al ministerio de Salud tomar las precauciones necesarias ante “un agente viral que se encuentra en una activo proceso de expansión geográfica desde 2007 y posee gran capacidad para el cambio y adaptación a nuevos huéspedes”.El senador Alejandro Navarro, quien presentó el texto, aseguró que la prohibición no se basa exclusivamente en el virus del salmón: “Claramente hay un factor de riesgo importante. Si bien el examen era para un tipo de virus, está claro que había otro tipo de enfermedades que podían estar afectando a los salmones y que no hubiera sido detectado, dado que los exámenes eran bastante precarios. Chile y el SAG, y aquí hay un fuerte debate sobre si la responsabilidad es del SAG o del Servicio de Salud, no daban cuenta de garantías para proteger la salud de las personas”, indicó.Para el parlamentario, hay una precariedad profunda sobre este tema en Chile que se refleja en la inexistencia de laboratorios adecuados para los exámenes, por lo que es urgente iniciar un debate.A esto, la iniciativa añade que Chile, al ser miembro de la OCDE, debe tener las mismas normas y estándares tanto para alimentos que se exportan como para los de consumo interno.Juan Carlos Cárdenas, director de Ecocéanos, valoró este paso en el Parlamento, y criticó la poca información que las autoridades del sector le han entregado a la ciudadanía: “Sernapesca ha ido entregando información parcialmente, pero hasta el día de hoy desconocemos cuál es el volumen total de peces afectados por estas mortalidades masivas a causa del virus ISA; el tipo de peces; la cantidad de éstos que han sido destinados a ser eliminados en vertederos; que han sido incinerados clandestinamente en el centro de cultivo; y la cantidad de peces que en estos momentos se están sacrificando y procesando en una planta en Magallanes para ser destinada al consumo doméstico interno y exportado”, dijo.Cárdenas cuestionó además que Sernapesca no entregue información argumentando que esto podría perjudicar los intereses de la empresa responsable.En tanto, Guillermo Figueroa, jefe del Laboratorio de Microbiología y Probióticos del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile, dijo que si bien hay estudios europeos que hablan de la inocuidad del virus ISA en los humanos, no se puede afirmar lo mismo de otras sustancias.”Existe la posibilidad de que un estudio nacional demuestre que este tipo de productos está sometido a un bombardeo de antibióticos que le da el riesgo en términos del consumo por parte del ser humano. Yo suspendería las ventas. No como para sacar una ley, sino que suspendería las ventas hasta que no tengamos la información necesaria sobre ese segundo aspecto. Creo que hay factores que son claves y que probablemente en Europa no se dieron, el uso muy indiscriminado de antibióticos, como sucede en el caso de las productoras de salmón en Chile”, explicó el académico.Esta semana Sernapesca publicó su listado de centros de cultivo de salmón positivos al virus ISA. Junto con confirmar la presencia del brote en Bahía Perales y en el centro Butan 1 de Acuinova, en la región de Aysén, se nombran diez en observación, en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *