19 de abril de 2021 10:44 AM
Imprimir

Bruselas espera que el acuerdo con Mercosur se aplique a finales de 2022

La Comisión Europea (CE) reconoce que el calendario del acuerdo con Mercosur se demora, por cuestiones como las elecciones en Francia o Alemania. Prevé su ratificación y entrada en vigor “a finales de 2022”.

El director adjunto de la representación de la CE en España, Jochen Müller, ha confirmado, en una entrevista con Efeagro, que existen “dudas” sobre el avance durante 2021 de los plazos para la aprobación formal y puesta en marcha del pacto de la Unión Europea (UE) con Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay), suscrito en 2019 tras 20 años de negociaciones.

El pacto debe ser ratificado por ambas partes: del lado de la UE por el Consejo de Ministros (representantes de los Gobiernos) y, posteriormente, del Parlamento Europeo.

“Estamos trabajando para que se cierre. Vemos un poco difícil que se apruebe este año”, ha subrayado Müller.

El director adjunto de la Representación de la CE en España, Jochen Müller. Efeagro/Juan Javier Ríos

Aparte de otras cuestiones, complica la ratificación en el Consejo el calendario de elecciones en Europa -en Alemania en otoño y con comicios presidenciales en Francia, en 2022-

Por ello, cree que “todo apunta” a que se apruebe en la primera mitad de 2022 y su aplicación llegue a finales del año próximo.

Ha recalcado la importancia de que el pacto sea realidad “cuanto antes”, por sus “beneficios” para la economía de la UE.

“Lo más importante es el efecto pionero, no hay otro país del mundo con un acuerdo comercial con Mercosur”, ha remarcado.

En ese sentido, ha celebrado la supresión de aranceles a productos de la UE como chocolates (20 %), vinos (25 % ) o automoción (70 %), lo que dará a los exportadores comunitarios ventaja sobre otros competidores -como los de EEUU, Japón o China- y favorecerá las inversiones de empresas grandes y pequeñas comunitarias.

Exigencias medioambientales

En cuanto a las diferencias por cuestiones ambientales, Müller ha afirmado que el compromiso incluye “un capítulo de sostenibilidad muy fuerte”, en el que los países se comprometen a la lucha contra el cambio climático.

Como ejemplo, menciona que Brasil debe reducir sus emisiones hasta un 37 % en 2025, según el Acuerdo de París.

También, ha señalado que el pacto contribuirá a la lucha contra la deforestación.

“Es mejor tenerlo (el acuerdo) que no tenerlo. Una vez en nuestra mano es otra palanca para vigilar la aplicación de los compromisos medioambientales de Mercosur”, según Müller.

Además, ha puntualizado, la UE podrá llevar los casos ante un tribunal para resolver contenciosos y “exigir” a la parte de Mercosur el cumplimiento de acuerdos ambientales y para la lucha contra el fraude.

“Seremos los primeros en embarcar allí (con un acuerdo comercial) y fortalecer nuestra posición (…) es importantísimo”, ha destacado, tras vincular esta oportunidad a los “lazos fuertes” culturales y económicos de España y de Portugal con el bloque latinoamericano.

El acuerdo con Mercosur establece la mayor zona de libre comercio nunca creada por la UE (que afecta a 780 millones de personas). Las organizaciones agrarias de la UE, entre ellas las españolas, temen su entrada en vigor, porque mejora el acceso al mercado europeo a líderes agrícolas mundiales.

Fuente: EFE

Publicidad