19 de abril de 2021 21:08 PM
Imprimir

“El acuerdo por las granjas inteligentes con China ya está listo”

"El acuerdo por las granjas inteligentes con China ya está listo"

Con respecto a las inversiones chinas en granjas de cerdos que existen como proyecto bajo la órbita de la Cancillería argentina, y que generaron polémica con sectores ambientalistas, Uccelli afirmó que “los chinos van a venir seguro, no hay dudas de eso. Lo que falta es una firma de un memorandum entre el presidente Alberto Fernández y el primer ministro Xi Jinping. Ese acuerdo cuenta con 16 puntos de los cuales uno es el cerdo. Después hay otros temas. Una vez cumplido eso, los chinos pueden venir. Y seguro que van a venir, con tres posibilidades.

¿Cuáles son?
La primera de ellas es que lleguen a producir cerdos para exportar con las condiciones que Argentina le ponga. Eso es muy importante porque los argentinos les van a poner las condiciones. No van a ser megagranjas, sino granjas inteligentes. La opción dos es que se asocien con argentinos en un núcleo productivo de granjas y frigoríficos para exportar. Y la tercera es que aparezcan inversores chinos que les den préstamos a proyectos argentinos, que sean globales y cubran toda la cadena desde la granja hasta la exportación, y que el objetivo sea la venta a China.

Lo interesante de esto es que no vamos a hacer megagranjas, no vamos a complicar al medioambiente, no vamos a deforestar nada. Sí vamos a darle más valor al maíz y la soja que tenemos y vamos a generar más mano de obra. Y esto está abriendo otras posibles inversiones de otros capitales no chinos.

¿Pese a las dificultades económicas del país?
Sí, nuestro riesgo país es altísimo. Pero eso va por un lado y la necesidad de carne de cerdo en el mundo va por otro. Y Argentina es un gran lugar para producir cerdos.

Por la cuestión sanitaria especialmente…
Diría que una de las principales es esa, justamente en un mundo en el que uno de los problemas centrales es la cantidad de enfermedades. Estar libre de la totalidad de patologías como la peste porcina africana, la peste porcina clásica y otras que tienen nuestros vecinos y que no están en el país por dos razones: gracia de Dios y porque el Senasa hace bien las cosas, es un gran puntos a favor. Pero después tenemos pocos cerdos por kilómetro cuadrado, disponibilidad de tierra y cereales para transformarlos, y tenemos capacidad técnica y mano de obra disponible.

¿De qué plazos hablamos?
Diría que después de la firma del tratado va a ser bastante rápido y creo que van a venir con inversiones de las tres formas posibles. Insisto que siempre será con las condiciones que fije Argentina. No va a ser con 10 o 15 mil madres en 100 hectáreas que van a generar 160 mil animales en engorde.

Hablamos de esas 10 o 15 mil madres repartidas en unidades productoras de lechones de 3 mil madres. Eso daría 5 lugares diferentes y galpones separados en donde se engordan los lechones que son destetados hasta que lleguen a faena, ubicados en otros campos. Y todos utilizando el estiércol para biogas o fertiriego como Córdoba ya tiene habilitado. La idea es lograr un círculo virtuoso.

¿Las inversiones serían en el cordón maicero?
Cancillería está pensando en otras zonas, más alejadas entre sí.

Fragmento de la entrevista de Gonzalo Dal Bianco

Tranquera Abierta / Puntal

Publicidad