20 de abril de 2021 00:57 AM
Imprimir

Un frigorífico denunció a sus trabajadores por estafa

Una huelga en la empresa Arrebeef llegó a instancias de índole judicial penal. Luego de la medida de fuerza ese frigorífico acusó a los trabajadores por "compulsión" a las medidas de fuerza y estafa. Los empleados y su abogado denuncian a su vez "intimidaciones" y "apremios" como también que el "anunciado cierre" del establecimiento fue una maniobra.

Un conflicto salarial en el frigorífico Arrebeef de la localidad de Pérez Millán partido de Ramallo que incluyó una medida de fuerza por parte de los trabajadores en febrero derivó ahora en instancias que se desarrollan en el ámbito de la justicia penal.

Así lo denunciaron trabajadores de esa firma quienes remarcaron que la misma “eludía los convenios vigentes de la actividad y abonaba salarios de veinte mil pesos por quincena”.

Luego de una huelga, que tuvo lugar el 26 de febrero, tanto los operarios como el abogado Juan Manuel Combi apuntaron al frigorífico y a fiscales de San Nicolás por acusarlos de la comisión de “cuatro delitos de diversa índole que se tramitan ante el juzgado de Garantías N 2” de ese distrito.

“En primer lugar se apunta a los trabajadores por compulsión a la huelga y delito de estafa. Es un hecho muy grave, no existe la estafa en una huelga”, apuntó Combi a BAE Negocios.

“La denuncia de la empresa, no sorprende pero esto pasó a mayores. Los fiscales ordenaron una represión en horas de la madrugada y con disparos de armas de fuego”, apuntó el letrado respecto a la secuencia que tuvo lugar durante la huelga y que además dijo “lo sorprendió porque teníamos diálogo en la búsqueda de una solución para que la situación no pasara a mayores”.

Combi detalló que también él sufrió intimidaciones e incluyeron la interferencia en las reuniones que mantenía con los trabajadores para definir qué pasos seguirían en cuanto al conflicto.

“Si algo restaría considerar de todo lo expuesto es que esta gente se apersonó en las diferentes audiencias presenciales, en pleno desarrollo de la pandemia, sin utilizar el tapabocas. Lo que a todas luces constituye un despropósito más de una trama inaudita”, enfatizó el abogado.

“No guardaban la distancia prudente, no respetaron ningún protocolo sanitario”, agregó.

En lo que la Asociación de Asociación de Abogados Laboralistas (AAL), tomado conocimiento de los hechos, consideró como “un despropósito”, se descuenta que dicha entidad se pronunciará al respecto en las próximas horas.

Fuente: BAE

Publicidad