21 de abril de 2021 10:09 AM
Imprimir

La Mesa de Enlace se declaró en estado de alerta ante las medidas del gobierno para la exportación de carnes

Las exportaciones de los productos cárnicos y sus subproductos, estarán sujetas a la registración previa de una Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC). Incluye a la Carne fresca, refrigerada o congelada de las especies bovina, porcina, ovina, caprina, equina y Gallus domesticus.

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), más conocida como Mesa de Enlace, se declaró en estado de alerta ante la oficialización de la creación de la Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC), un nuevo trámite a completar por los exportadores de carnes y sus productos derivados.

La nueva medida fue publicada hoy en el Boletín Oficial como la Resolución Conjunta 03/2021 del Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, la cual establece, en su artículo 1: “Las exportaciones de los productos cárnicos y sus subproductos, estarán sujetas a la registración previa de una Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC). La DJEC será confeccionada por parte de los sujetos inscriptos en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) el que funciona bajo la órbita del MINISTERIO DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA”.

Un aspecto a resaltar es que la medida no abarca solamente a la carne vacuna, como se venía hablando desde la última semana, sino que, en el Anexo 1, la resolución establece que “los productos cárnicos a exportar alcanzados por la Declaración Jurada de Exportaciones de Carnes (DJEC) son: la Carne fresca, refrigerada o congelada de las especies bovina, porcina, ovina, caprina, equina y Gallus domesticus”.

“Esta medida recuerda a los nefastos ROE, por medio de los cuales se restringían y direccionaban discrecionalmente las exportaciones de bienes de origen agropecuario, y causaron un daño irreparable a la producción”, afirmaron desde la Mesa de Enlace en un comunicado. Además, informan que continuarán solicitando audiencias a gobernadores, legisladores y fuerzas políticas con el fin de transmitirles su visión acerca del sector y las políticas que consideran virtuosas para la producción, la actividad económica y la generación de empleo.

La resolución establece que la autoridad de aplicación será la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario la cual, junto a la Secretaría de Comercio Interior “instrumentarán procedimientos para el intercambio diario de la información amparada bajo las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportación de Carne, con el objeto de monitorear el adecuado abastecimiento del mercado interno, así como el cumplimiento de los marcos legales de ambos organismos”.

A su vez, se crean dos comisiones mixtas, la Comisión Mixta de Seguimiento y la Comisión Mixta de Fiscalización. La primera, según la resolución, “tendrá por finalidad relevar y proponer los precios mínimos de referencia para las exportaciones, y evaluar periódicamente la evolución de los precios”. Mientras que la de Fiscalización, “se reunirá periódicamente para verificar y fiscalizar el cumplimiento de la medida implementada en la presente resolución conjunta, en todos los aspectos de las respectivas competencias de los organismos que la integran. Los incumplimientos detectados darán lugar a la suspensión inmediata del operador del RUCA con independencia de las sanciones que les pudieran corresponder a los infractores por aplicación de las diferentes normativas involucradas”.

Publicidad