16 de diciembre de 2010 11:30 AM
Imprimir

Cuanto le costó a los productores la intervención oficial

La Federación de Acopiadores elevó una carta al Ministerio de Agricultura reclamando urgentes cambios en el sistema de comercialización.

La Federación de Acopiadores de Cereales elevó una carta al ministro de Agricultura nacional, Julián Domínguez, solicitando “urgentes cambios” en el sistema de comercialización de trigo, ante las “inexplicables transferencias de ingresos hacia sectores no necesitados, empresas y competidores externos”.En la misiva, la entidad recordó como “factor agravante” la eliminación de toda competencia posible entre los exportadores de trigo, “asignando a cada empresa cupos de compra en función de participaciones en las exportaciones de años anteriores.  Pretender que en estas condiciones el precio FAS real sea igual al teórico es una infantil expresión de deseos”, insistieron los Acopiadores.En este contexto, la Federación cuantificó las consecuencias de la intervención oficial: “en las cuatro últimas campañas los productores aportaron U$S 4.600 millones que, por el sistema adoptado, el 64% (U$S 3.000 millones) se transfirió a sectores no necesitados, filtraciones en la cadena industria/comercio, exportadores de trigo y de harina y competidores externos”.Cuando estas cifras se convierten en toneladas, surge que el aporte de los productores ascendió a 20 millones de toneladas, superando en 2 millones el consumo total interno de trigo del período analizado, que totalizó unas 18 millones de toneladas.”Aún bajo el supuesto irreal de que todos los pobres tuvieron acceso a los precios oficiales, el mecanismo de intervención estatal generó un despilfarro por subsidios perversamente inequitativos, de nada menos que 13 millones de toneladas, transferidos a los sectores mencionados en el párrafo anterior”, destacó la Federación en la carta cursada a Domínguez.En la presente campaña, estas anomalías –sustentadas en el manejo y cupificación de los ROES- podrían agravarse al estar al frente de una trilla que superará las “13 millones de toneladas y, por lo tanto, será 2,6 veces el consumo de trigo para el mercado interno”, equivalente a 5 millones de toneladas aproximadamente, destacó la misiva.Por ello, la Federación reiteró una vez más su reclamo de “abrir las exportaciones de trigo sin ningún tipo de cupos, cuotas o restricciones de cualquier naturaleza”, y también “arbitrar mecanismos de financiamiento para los sectores de la comercialización interna”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *