16 de diciembre de 2010 21:22 PM
Imprimir

Cuáles son los factores clave en la producción porcina europea

Union Europea : Una cumbre sobre producción porcina en la Unión Europea realizada recientemente en Alemania ha puesto de manifiesto la importancia de la seguridad alimentaria sobre la misma, así como los problemas económicos que las nuevas normativas están creando a los productores

La salud y el bienestar animal son aspectos clave para la sostenibilidad de la producción porcina en Europa según se debatió en la cumbre Chinese European Pig Summit recientemente celebrada en Hannover.

En dicha cumbre, se propuso elaborar una ley global para toda la Unión Europea, que enfatice la prevención y la bioseguridad. La cada vez mayor concienciación de los consumidores sobre aspectos de bienestar tiene gran influencia sobre las políticas comunitarias. La directiva de bienestar animal de la UE que más impacto está teniendo sobre los métodos de producción porcina será efectiva a partir del 1 de enero de 2013. Desde esta fecha, no se podrán utilizar jaulas individuales para alojar cerdas preñadas desde las cuatro semanas posteriores a la inseminación hasta una semana antes de la fecha prevista de parto. Otros aspectos de la misma directiva hablan de los requisitos de incremento del espacio donde viven cerdas y primerizas.

No se sabe el impacto de los cambios
Erik Thijssen, productor holandés y y presidente de la Asociación de Productores Porcinos Europeos, argumentó en la reunión que “las regulaciones de bienestar son sólo una parte de los retos de los productores europeos. Nadie sabe qué efecto va a tener la implementación de la nueva normativa sobre el alojamiento de las cerdas, aunque es probable que sea enorme teniendo en cuenta el número de instalaciones que quedan todavía por cambiar y el coste de dicho cambio”.

Restricciones medioambientales
Las explotaciones porcinas en Europa deben también afrontar aspectos medioambientales asociados con el aumento de concentración de animales en menos granjas que son cada vez más grandes. El número medio de cerdos por explotación en los países de Europa occidental ha mostrado un incremento por cinco en los últimos 20 años. Otra vez, hay costes extras a tener en cuenta. Por ejemplo, en los Países Bajos limpiar el aire para eliminar el amoniaco y emplear métodos aprobados para el manejo de los purines añade entre 10 y 12 euros al coste por cerdo alojado en naves de acabado.

Debate sobre sostenibilidad
La sostenibilidad es más que un término de moda; es ya una realidad en las políticas de los productores y minoristas en Estados Unidos y Europa. Existen aspectos relacionados con la presión pública masiva que se aplica en varios países frente al uso de antibióticos en carne de cerdo. Según se comentó en la reunión, “las consideraciones sociales son claramente una parte fundamental del debate de sostenibilidad, pero es un error asumir que todos los consumidores son iguales. Una encuesta realizada a consumidores en la Unión Europea encontró grandes diferencias entre países en la importancia que la gente da al concepto de seguridad alimentaria. Esta diversidad puede reflejar que, en las mentes de los consumidores, la seguridad alimentaria no es un asunto científico, sino emocional”.

Efectos sobre los costes
Robert Hoste, economista de la Universidad de Wageningen de los Países Bajos disertó sobre el coste que tiene cumplir con esas demandas en las explotaciones porcinas. Un estudio holandés concluyó que satisfacer una lista de demandas (incluyendo seguridad alimentaria, bienestar animal y protección ambiental) añadiría un 15% en los costes estándar de producción en una explotación típica. De hecho, el problema real en Europa no es el coste extra por kilogramo de carne de cerdo asociado con el cumplimiento de las demandas de la sociedad, sino que cada productor debe encontrar la inversión para el cambio de alojamiento necesario para ajustarse a la legislación. De este modo, la pregunta sería ¿quién paga este coste: el productor o el consumidor?  PV

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *