24 de abril de 2021 19:41 PM
Imprimir

Respaldo provincial a los criaderos de truchas en pequeña escala

La cría de truchas arcoíris a pequeña escala constituye una fuente de ingresos para familias del Centro y Norte neuquino, que reciben asesoramiento y ejemplares juveniles de esa especie por parte del gobierno de la provincia del Neuquén a través de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente.Sin ir más lejos, durante los últimos días, […]

La cría de truchas arcoíris a pequeña escala constituye una fuente de ingresos para familias del Centro y Norte neuquino, que reciben asesoramiento y ejemplares juveniles de esa especie por parte del gobierno de la provincia del Neuquén a través de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente.
Sin ir más lejos, durante los últimos días, un equipo del programa de “Fomento y desarrollo de la piscicultura familiar en la Microrregión Noroeste y Centro” recorrió distintas localidades. Entre ellas Loncopué, donde le entregaron 200 peces -de unos 90 gramos- a un productor.
Los peces fueron trasladados por integrantes del Departamento de Producción y Genética del Centro de Ecología Aplicada de Neuquén (CEAN), en un tanque de agua con suministro de oxígeno. El CEAN tiene su sede de operaciones en Junín de los Andes.
El equipo también atendió las inquietudes de productores de las localidades de Loncopué y El Cholar y de los parajes Los Carrizos, Bella Vista y Charra Ruca. Los productores crían estos peces tanto en piletones como en tanques australianos.

Acerca del programa
La administración provincial lleva adelante este programa de piscicultura rural a través de la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente e integrantes del departamento de Producción y Genética. Se trata de una actividad que este año fue reeditada por la dirección provincial de Áreas Naturales Protegidas y Recursos Faunísticos y el CEAN.
Uno de sus objetivos es promover el desarrollo de la acuicultura en pequeña escala, como una oportunidad de diversificación productiva, para contribuir de manera directa a mejorar la economía y las condiciones de vida de las comunidades rurales.
Del mismo modo, el programa se da en el marco del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, que se enfoca en empoderar a mujeres y niñas para disminuir la desigualdad de género, con el propósito de evadir el estancamiento social que este último provoca. Por sus características, la actividad favorece que la mujer tenga un rol central en la gestión de la piscicultura familiar, la cual redundará en una mejora en la generación de ingresos y en la calidad alimentaria del grupo familiar.

Publicidad