17 de diciembre de 2010 07:46 AM
Imprimir

Producción de carne

La situación de la cadena cárnica y el precio del principal componente de la dieta de los argentinos, sigue siendo tema de discusión.

Las autoridades nacionales culpa al sector por la suba de los cortes y, por otro lado, los formadores de precios se remiten a la oferta y demanda, como desenlace de las políticas ganaderas que provocaron el desaliento del productor, liquidando rodeos, lo que se refleja en 10 millones de cabezas de ganado faltantes en el mercado.

Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados, la producción vacuna del país bajó un 22,6% interanual entre enero y octubre de este año, a 2,19 millones de toneladas. Se trata de la mayor caída de la oferta ganadera en los últimos años, agravada por las sequías, que llevaron a muchos ganaderos a dedicarse a la soja, de mayor rentabilidad y seguridad. La faena en los primeros diez meses de 2010 bajó un 25,8% de forma interanual, a 9,96 millones de bovinos. A su vez, del faenado en octubre último, un 41% fueron hembras, índice elocuente de la liquidación de stock, el más bajo desde octubre de 2001.

El intervencionismo del polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, llevó a que en los primeros diez meses del año el consumo promedio de carne por habitante cayera un 16,9% interanual, a 57,2 kgm., y también se precipitaran las exportaciones. Entre enero y octubre se vendieron al exterior 166.830 toneladas, 52% por debajo del mismo período del año anterior. Más todavía: en octubre, las exportaciones vacunas se hundieron el 70,7% -sólo 12.241 toneladas- respecto a igual mes de 2009.

Las leyes de mercado no perdonan. Políticas equivocadas y sequía, se traducen en menor oferta y precios altos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *