30 de abril de 2021 12:47 PM
Imprimir

Una startup del campo ayudó a ahorrar en agua dos meses el consumo de CABA

Se trata de Kilimo, que monitorea 80.000 hectáreas y está presente en ocho países como una plataforma para optimizar el riego en el agro

“El año pasado ayudamos a nuestros clientes a ahorrar 21.000 millones de litros de agua. A modo de referencia, eso es equivalente al consumo de agua de todos los habitantes de CABA durante dos meses”.

La frase es de Jairo Trad, CEO de Kilimo, una startup nacida de un grupo de jóvenes en 2014 ligada a la optimización del uso del riego agrícola. En pocos años, pasaron a monitorear con su servicio a los productores unas 80.000 hectáreas y tener presencia en ocho países.

Trad integra el equipo fundador de la firma junto a Rodrigo Tissera, director de Desarrollo de Negocios, Juan Carlos Abdala, CTO Chief Technology Officer y Tatiana Malvasio, COO Chief Operating Officer). Andrea Ramos, Country Manager de Chile, país donde viene creciendo la firma e impulsa el despegue general, forma también el equipo de directivo de la organización.

La startup es una plataforma que, en base a un gran caudal de datos, permite a los productores que usan riego recomendar estrategias y manejo para el mismo. Para Trad, se trata de una cuestión “central” para la agricultura que seguirá teniendo una fuerte gravitación. Por ello, destaca que están enfocados en su optimización.

“Creemos que es y seguirá siendo el problema central de la agricultura en Latinoamérica, pero ampliamos nuestro foco en la gestión del valor del agua en agricultura, buscando no solo optimizarla a nivel campo sino medirla, mediante nuestra herramienta de huella hídrica, y lograr que los productores que sean eficientes con el uso del agua tengan beneficios económicos por eso”, dijo.

La firma tiene clientes en ocho países. La Argentina, Chile, Perú y México son los principales mercados. Trad ve un fuerte crecimiento en la costa del Pacífico por su producción frutihortícola. Al respecto, remarca el caso de Chile.

“Desde junio de 2018 que lanzamos el servicio en Chile, venimos creciendo un 20% mensual en agricultura intensiva y este año va a representar un 60% de la facturación. Este tipo de producción en general depende 100% del riego y está localizada en regiones que vienen sufriendo con claridad los efectos del cambio climático, con sequías extremas y bajas históricas en los niveles de embalses y ríos”, contó.

Equipo de dirección. Rodrigo Tissera, Juan Carlos Abdala, Jairo Trad y Tatiana Malvasio
Equipo de dirección. Rodrigo Tissera, Juan Carlos Abdala, Jairo Trad y Tatiana Malvasio

Esta fuerte vinculación con el riego los llevó a dar un paso más y lanzar una “Academia de Riego” que este año podría llegar a 60.000 personas.

“La academia de riego nació en 2019 como una iniciativa que titulamos Mates con Regantes. Eran encuentros en persona, en diferentes partes de la Argentina, donde asistían 30/40 productores. En el medio de la pandemia nos tuvimos que reinventar e iniciamos la Academia de Riego, una serie de eventos online y eso nos puso en contacto con una necesidad tremenda de conocimientos alrededor del tema riego en la región”, señaló.

“En nueve meses del 2020 llegamos con contenido a 20.000 productores, estudiantes, investigadores y asesores de la región, produjimos siete eventos en vivo por mes y complementamos esos eventos con contenidos exclusivos en un sitio web (https://academiaderiego.kilimoagtech.com/). Este año estamos en camino a triplicar ese número y llegar a 60.000 personas interesadas en el tema riego mediante esos eventos y creemos que eso es solo el comienzo”, añadió.

En su objetivo de optimizar el riego la firma dio otro paso. Se certificó como herramienta para certificar huella hídrica.

“En los primeros días de marzo logramos un hito muy potente. Con el apoyo de Circa, nos convertimos en la primera herramienta latinoamericana para certificar huella hídrica. Esto nos permite ayudar a nuestros clientes interesados en certificar huella hídrica muchísimo más rápido y con un costo 10 veces menor al que tiene hoy. Creemos que la huella hídrica tiene una potencialidad enorme pero en la práctica hay muy pocas empresas que la están certificando. Eso tiene que ver con lo complejo que es”, apuntó Trad.

Según el CEO, “los gobiernos y los mercados van a empezar a exigir certificados de huella hídrica en combo con la huella de carbono”.

Fernando Bertello

Fuente: La Nacion

Publicidad