1 de mayo de 2021 10:58 AM
Imprimir

Las pérdidas en Brasil acentuaron la suba del valor del maíz en Chicago, que sigue en lo más alto en ocho años

El cereal se negoció con alzas de hasta el 5,4% luego de que Safras & Mercado redujo de 112,80 a 104,14 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha brasileña del grano grueso

El tiempo seco que está afectando la segunda cosecha de maíz en Brasil fue hoy el principal fundamento para las fuertes subas de los precios del cereal en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones mayo y julio de ese mercado de futuros ganaron un 5,4 y un 3,9 por ciento, al pasar de 276,36 a 291,32 y de 255,20 a 265,04 dólares por tonelada, para mantenerse en lo más alto de los últimos ocho años. En la semana estos contratos –el primero es técnico y próximo a vencer– crecieron un 12,9 y un 6,5% frente a 258,06 y a los 249 dólares vigentes el viernes anterior.

La noticia que disparó las mejoras la aportó la consultora brasileña Safras & Mercado, que en su informe mensual de estimaciones agrícolas redujo de 80,69 a 70,79 millones de toneladas su previsión sobre el volumen de la segunda cosecha de maíz de Brasil y de 112,80 a 104,14 millones el cálculo total de la producción 2020/2021. Este recorte fue a consecuencia de la falta de humedad actual que, según los pronósticos, se mantendría al menos durante las próximas dos semanas.

La nueva proyección privada se alejó de los 109 millones de toneladas proyectados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y de los 108,97 millones previstos por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil.

El lunes pasado, frente a otra suba importante del valor del maíz, desde Chicago Charlie Sernatinger, jefe global de Futuros de Granos de ED&F Man Capital Markets, le dijo a LA NACION que “lo que sucede con el clima en Brasil es fundamental para que se haya acentuado la tendencia alcista de los precios, primero, porque la cosecha será tardía (agosto), y segundo, porque la sequía actual amenaza con reducir la producción. Eliminar de la mesa entre 6 y 8 millones de toneladas de excedente exportable contribuiría a ajustar mucho más el balance de oferta mundial de maíz”.

Esta realidad productiva que se vive en Brasil recalentó los precios internos del cereal hasta tal punto que el gobierno de Jair Bolsonaro removió de manera temporal los aranceles que gravaban la entrada de maíz ajeno al Mercosur. De este modo, el segundo mayor exportador mundial del cereal se apresta a importar grano y los operadores consideran factible que exportadores de Estados Unidos aprovechen la ocasión.

De ocurrir esto, las existencias estadounidenses se verán aún más reducidas –actualmente se prevén como las más bajas desde el ciclo 2013/2014– y acrecentarán la competencia que ya se entabla en el mercado disponible del principal productor y exportador mundial de maíz, donde los consumos y los productores de etanol procuran hacerse de existencias ante el riesgo de que las reservas se agoten antes de la entrada de la nueva cosecha, a partir de septiembre.

“Todos los eslabones de la cadena del maíz estadounidense que conforman la demanda tienen aún márgenes positivos. Los procesadores de etanol tienen grandes márgenes en función de las exportaciones de etanol que están repuntando hacia China y al incremento del consumo de combustibles. Los consumos también cuentan con márgenes positivos para cerdos, pollos y bovinos, y los fabricantes de edulcorantes tienen un buen margen por el aumento de los precios del azúcar. Todos están haciendo ofertas para llegar al verano con maíz”, aseguró Sernatinger.

Luego de tres ruedas bajistas consecutivas, hoy también cerró en alza en Chicago el contrato septiembre del maíz, que marca la entrada de la cosecha estadounidense 2021/2022. En efecto, subió un 3,8%, al pasar de 224,60 a 233,16 dólares por tonelada. En el balance semanal dicha posición ganó un 2,9% frente a los 226,66 dólares vigentes el viernes anterior.

Pronósticos de lluvias superiores a las normales sobre las principales zonas de producción de granos gruesos de los Estados Unidos para los próximo 8 a 14 días fueron los que evitaron alzas mayores para los precios de maíz nuevo. El mercado seguirá muy de cerca lo que pase durante el fin de semana en las zonas de siembra y entre lunes y martes reflejará sobre las pizarras la demora o el adelanto en los trabajos de campo, donde las temperaturas también se auguran arriba de las marcas normales.

El impulso alcista del maíz contribuyó para que la soja también se negociara en alza hoy. Los contratos julio y noviembre de la oleaginosa sumaron US$11,76 y 7,71, tras cerrar con ajustes de 563,74 y de 492,27 dólares por tonelada.

Mercado local

La subas externas tuvieron su correlato en el mercado doméstico, donde la cosecha evoluciona con demoras y donde los exportadores tienen mucho grano por embarcar en los próximos días. Para la zona del Gran Rosario, los compradores elevaron sus propuestas de 215 a 220 dólares por tonelada de maíz con entrega inmediata.

“La mejora para el grano disponible fue importante, pero más aún lo fue para las posiciones para las entregas de julio a noviembre, que también subieron hasta los 220 dólares por tonelada, con alzas de hasta 10 dólares. En total, durante la rueda se comercializaron unas 200.000 toneladas de maíz”, contó a LA NACION una fuente del sector comercial.

Para los puertos marítimos de Bahía Blanca y de Necochea las ofertas de los exportadores crecieron de 220 a 225 y de 215 a 220 dólares por tonelada de maíz.

Las pizarras del Matba Rofex reflejaron hoy alzas de US$5,60 y de 6 sobre las posiciones julio y septiembre, que terminaron la rueda con ajustes de 219,10 y de 220 dólares por tonelada. En el balance semanal estos contratos ganaron un 5,7 y un 6,2% frente a los 207,30 y a los 207,10 dólares vigentes el viernes anterior.

En su reporte semanal sobre carga en buques programada, la Bolsa de Comercio de Rosario indicó ayer que durante el período que va del 28 de abril al 26 de mayo deben salir del Gran Rosario 2.198.030 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 897.510 toneladas; desde Necochea, 19.100 toneladas, y desde otros puertos, 131.910 toneladas.

En función del ingreso de divisas, el saldo de la jornada fue muy positivo, dado que el valor FOB del maíz en los puertos argentino creció hoy un 5,1%, al pasar de 276 al 290 dólares por tonelada, según lo informado por el Ministerio de Agricultura de la Nación. En la semana la mejora fue del 9% respecto de los 266 dólares vigentes el viernes pasado.

Ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 19,5% del área apta, por detras del 36,7% del año pasado para la misma fecha y del 30,5% promedio de las últimas cuatro campañas. La entidad mantuvo su estimación de producción en 46 millones de toneladas.

Dante Rofi

Fuente: La Nacion

Publicidad