2 de mayo de 2021 12:04 PM
Imprimir

Recomiendan una planificación precisa de los recursos forrajeros

Para obtener resultados óptimos en la producción, los especialistas aconsejan desarrollar una nutrición balanceada

La organización y planificación de los recursos forrajeros son cruciales para los planteos productivos de carne y leche. Al respecto dos especialistas del equipo técnico de la empresa Bunge, Matias Saks y Guillermo Pugliese del equipo técnico de Bunge, destacan que “para obtener resultados óptimos, la clave es realizar una correcta planificación y diseño de la oferta forrajera”. Para los especialistas en el comienzo del otoño se dan las mejores condiciones, tanto de temperatura como de humedad para la siembra de pasturas perennes, “permitiendo que los nutrientes comiencen a interactuar generando una pastura de rápido crecimiento inicial”, según explicaron en un informe.

A sus vez, “un correcto manejo de los tiempos y la adecuada implementación de la fertilización balanceada son claves para maximizar la producción de forraje y obtener resultados de alrededor de 1000 kilogramos de carne y/o más de 12.000 litros de leche por hectárea”.

Sacks y Pugliese coinciden en que con esa estrategia, es posible incrementar la producción y la calidad de materia seca por hectárea en menor tiempo. “A su vez, aprovechará más los nutrientes y cuidará la salud del recurso más importante, la tierra”, dijeron.

Según los especialistas, “un planteo balanceado de fertilización debe incluir, principalmente, nitrógeno (N), fósforo (P) y azufre (S). En segunda medida, dependiendo la especie a implantar, calcio (Ca), magnesio (Mg) y potasio (K). Pensar en una estrategia de fertilización balanceada implica, además, trabajar con un conjunto de nutrientes y no en uno por sí solo.

La dosis que será implementada de cada uno de ellos, dependerá directamente con la carga animal que el productor destine a ese lote; a mayor cantidad de animales, se deberá aumentar la dosis que se aplique de fertilizante”, dijeron y destacaron que “la provisión adecuada de nutrientes incide de manera positiva en que el forraje sea más aprovechable y brinde mayor digestibilidad para el animal”. •

Fuente: La Nacion

Publicidad