2 de mayo de 2021 12:41 PM
Imprimir

Girard: “La carga fiscal del agro es baja” !!!

El director Ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, Cristian Girard, analizó la estructura tributaria de la provincia más poblada de la Argentina. Las proyecciones para el 2021. El “nuevo campo” y la rebeldía de los más ricos.

Cristian Girard asumió en la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) en diciembre de 2019 y, desde el primer día, en enfocó en cumplir las demandas y tareas que le asignó Axel Kicillof. En ese sentido dijo que “nos pidió ganar en materia de recaudación a partir de darle progresividad a las leyes impositivas, es decir, generar la recaudación poniendo el foco en los que ‘más tienen’, por eso trabajamos sobre los countries, los grandes patrimonios de la Provincia, sobre los sectores concentrados y el agro”.

El funcionario explicó que al sector del campo “se le viene bajando la carga impositiva desde la firma del convenio fiscal que hizo Vidal del 4% al 0,75%, eso significa una reducción del 80% en el impuesto de Ingresos Brutos, o sea 17 mil millones de pesos menos de recaudación para la Provincia de Buenos Aires”. Sin embargo advirtió que “sigue habiendo actores de esa cadena que siguen evadiendo”, es por ello que están centrados en seguir fiscalizando en ese espacio. Por ello, Girard afirmó rotundamente: “Hay que respetar el contrato electoral, si uno lo respeta lleva las de ganar de cara a la sociedad, y eso lleva a que te vuelvan a elegir”. 

Fiscalizaste personalmente más de un operativo en las que se comunicaba e intimaba a dueños de casas de countries las irregularidades en materia impositiva ¿Qué es lo que te dice ese sector más rico que puede pagar y elige no hacerlo? 

Hay una estrategia y una posibilidad, a través de recursos económicos y culturales, de especular con beneficios futuros, o la judicialización de un impuesto cuando no le gusta. Ahora, cuando el laburante sale de la casa, se toma el tren, se toma un café cuando sale de la estación, almuerza en media hora, vuelve a la casa, va al supermercado a comprar para la cena y después se va a dormir, durante todo ese lapso que consumió pagó impuestos sin ningún tipo de posibilidad de desarrollar una estrategia evasiva para no cumplir con esa carga tributaria. Y eso es la configuración de una sociedad neoliberal, el neoliberalismo consiste en reducir la carga impositiva sobre los sectores concentrados de la economía y los altos patrimonios y generar impuestos sobre las grandes mayorías que son los trabajadores y las pymes, porque no tienen la capacidad de desarrollar estrategias especulativas en torno a pagar o no ciertos impuestos. 

“Menos del 5% de los ingresos tributarios provienen del campo”, dijo Girard

¿Y Arba tiene las suficientes herramientas para cortar esa posibilidad de no pago de los sectores concentrados o necesita nuevas leyes? 

Tenemos la capacidad de ser más agresivos a través de las gestiones de cobranza, embargos, juicios y eso lo estamos haciendo este año. Empezamos con una política agresiva pero progresiva porque empezamos por los que más tienen.  

Se trata de poner en discusión la estructura tributaria, mostrar que los que más tiene no pagan, que hay que empezar por ahí y que tenemos que trabajar para repartir mejor las cargas, es decir, de forma inversa a como se viene haciendo en los últimos 40 años, donde se bajaron los impuestos a los que más tenían cargándoselos a los sectores medios y populares. Hay que dar vuelta esa lógica y salir del laberinto neoliberal. 

Estoy de acuerdo en que las grandes mayorías paguen más, subir la carga impositiva a los sectores de alto patrimonio y bajarla a los medios, pero no hay que recortar el gasto. 

La Legislatura bonaerense convirtió el Ley la nueva moratoria en la provincia de Buenos Aires, ¿Cómo viene funcionando?

Hay que aclarar que la moratoria es solo sobre deudas de 2020, tanto para particulares como para empresas. Todavía no la implementamos, lo haremos en las próximas semanas. Pero sí te puedo decir que en febrero del año pasado se mandó la ley de Emergencia Productiva y allí estuvo el Plan Pymes y después largamos el Plan Covid, que era un plan de pago de ingresos brutos para empresas que tuvieran deudas generadas durante  la pandemia. Los dos planes lograron un porcentaje de acogimiento superior al de la historia de los planes de pago de ARBA. Logramos un acogimiento mayor al 15% y la media histórica es el 11%; estamos entre 15% a  20% lo cual es récord.

¿Qué pasó con el 80% que no ingresó? 

Eso queda en gestiones de cobranza ARBA y si no tienen éxito se judicializa. Y se puede llegar a la prescripción. También pasa que muchas empresas quebraron y esa deuda entra en una convocatoria de concurso de acreedores y por eso no ingresan a un plan. 

¿Cuál es el sector que más paga en la provincia de Buenos Aires? 

El impuesto de los Ingresos Brutos, que se cobra sobre las ventas, es el ingreso que más pesa y representa el 75% de recaudación de la provincia de Buenos Aires. Y dentro de ese 75%, la mitad aproximadamente es de actividades comerciales y servicios. Ese es el sector que más recursos genera al fisco provincial. 

“Hay que romper con la dicotomía de conurbano vs. campo porque es un falso dilema, la Provincia necesita de la producción primaria y de la industria”, expresó GirardCOMPARTIR:

¿Y en cifras cuánto representa? 

En abril vamos a cerrar en 60 mil millones de pesos de recaudación. El 75% de eso que son 45 mil millones viene de pago de Ingresos Brutos de comercios y servicios. Después tenés otro 25% que se divide en impuesto al sello, automotor e inmobiliario. Son unos 5 mil millones de pesos cada uno, pero como no hay vencimiento todos los meses hay meses que uno pesa más que otro. 

Cuando se mira a la Provincia inevitablemente se ven dos grandes realidades, el conurbano centralizado en un tipo de trabajo y el resto del territorio que se puede englobar dentro del “campo”…. 

Conurbano vs. interior es una forma bastante presente en los análisis que se hacen; y eso también es uno de los puntos de Axel en su campaña: Hay que integrar la provincia de Buenos Aires. Hay que romper con esa dicotomía porque es un falso dilema, porque la provincia necesita de la producción primaria y de la industria. No tiene que poner en disputa a los 2 sectores, en el interior hay otros conurbanos eso es resultado de cambio de tecnología de producción en el campo. Lo que se ven en el conurbano empieza a verse en grandes ciudades, como en Bahía Blanca, Bolívar, Mar del Plata, Junín, Olavarría, se ve un crecimiento explosivo y eso es un proceso migratorio intraprovincial. 

Entonces esas ciudades también empiezan a mirar el conurbano, con lo cual el trabajo que hay que hacer política y productivamente es integrar, agregar valor a la producción primaria y ahí  podemos tener como aliado a ese sector que no es tan repulsivo al peronismo o a un proyecto nacional y popular.  Hay un campo posible que entienda la necesidad de agregar valor en origen, de generar empleo porque es la manera que se genera el círculo virtuoso que a ellos mismos beneficia. 

En ese sentido vemos la carga fiscal del agro y es baja. Lo que aporta Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario Rural, sumando todo, no llega al 5% de los ingresos totales de la provincia. Menos del 5% de los ingresos tributarios provienen del campo. Eso tiene que ver con que en Ingresos Brutos se bajó el 80% la carga impositiva a partir el consenso fiscal de Vidal, ¿y después como se compensó eso? Vidal lo cargó a las cuentas de los comercios y pymes en Ingresos Brutos y acumulando saldos a favor. Le pasó la factura a las pymes y consumidores de los grandes centros urbanos y tomando deuda en dólares.

El impuesto inmobiliario rural se cobra a partir de la valuación fiscal que se hace en los campos y por ley se actualiza cada 10 años. Lo que se ve es que el peso del impuesto inmobiliario viene cayendo desde la década del ’90. Cuando arranca la década del 90 la mitad de los ingresos de la Provincia estaban por impuestos patrimoniales, en particular por el impuesto inmobiliario. Hoy el inmobiliario explica el 8% o sea que pasó del 50% al 8%. Pesa cada vez menos. 

¿Cuáles son las proyecciones para este 2021?

Terminamos el primer trimestre del año con un aumento de la recaudación en términos reales de 12 puntos. La recaudación de enero, febrero y marzo de 2021 contra los mismos meses de 2020 y que eran de prepandemia terminamos 12 puntos por encima de la inflación. Eso tiene que ver con la reactivación que estamos viendo desde noviembre del año pasado, en donde ya llevamos 6 meses consecutivos de aumento de la recaudación en términos reales.

Publicidad