3 de mayo de 2021 09:52 AM
Imprimir

El sector español de la carne de ave espera poder salvar el verano tras las pérdidas por la covid

El secretario general de la interprofesional de la carne de ave (Avianza), Jordi Montfort, espera que el sector “pueda salvar ya este verano”: “Urge” tras más de un año de pandemia en la que se vieron afectados por el cese del turismo y la escasa actividad de la restauración.

En una entrevista con Efeagro, Montfort es optimista con que el avance de la vacunación permita una mayor reapertura del canal Horeca, así como la llegada de turistas extranjeros en una fechas esenciales para las ventas de pollo asado u otras carnes de aves paras las parrillas.
Confía en que el Levante y el resto de las costas consigan volver a su actividad normal y, con ello, recuperar las cotas de producción, distribución y venta de estas carnes en el verano, que es un período “muy significativo”.

Esperan así ir superando la estela que dejó 2020 porque la pandemia les afectó y les generó “mucha incertidumbre y pérdidas”, ya que el “25 % de la producción” la destinan al canal Horeca, de acuerdo a sus datos.
En este sentido, recuerda que el consumo en hogares “no compensó ese bajada del 25 %” de la restauración, por lo que el objetivo ahora es “tratar de revertir esa tendencia”.
Se queja, por otro lado, de que hayan sido “de los pocos” sectores “sin ayudas para la carne congelada” que se almacenó en los primeros compases de la pandemia.

El secretario general de Avianza, Jordi Montfort. Efeagro/Avianza

Y en un escenario en el que tienen que sumar los gastos extra derivados de la adecuación de las instalaciones y las plantillas a la nueva realidad impuesta por la covid-19.
Montfort incide además en que, como el resto de sectores ganaderos, están haciendo frente a la carestía de las materias primas desde el verano pasado, con unas subidas que a final de 2020 eran ya “insostenibles” y sin embargo unos precios en origen “muy bajos, algunos incluso de derribo, que le restan valor al producto ” en los lineales.
A pesar de ello, alberga la esperanza en que acabe esta “tormenta perfecta” porque a principios de 2021 comenzó a “regularizarse más el precio” pero “sin que sea suficiente para paliar los costes”.

Crecer en el exterior

Entre los retos principales de Avianza se encuentra “vender mejores servicios” a los asociados, especialmente en la internacionalización: actualmente las ventas al exterior representan el 5 % de la producción.
De hecho, han creado un departamento específico y en colaboración con el ICEX tienen un plan sectorial.
Entre sus ideas de expansión internacional destacan zonas y países como Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Filipinas, China, México y Japón o ganar más cuota de mercado en Europa.

El fin es competir en esos mercados con productos de gama “media-alta” como pollo campero, capón, pularda o codorniz.
En materia de innovación, también cuentan con un grupo de I+D+i en la Interprofesional y están tratando de fomentar que las empresas apuesten aún más por ella, y de hecho según sus datos se prevén “importantes inversiones” en plantas e integradoras.

Sostenibilidad y transformación digital

También se trata de apostar por la sostenibilidad “pero sin dejar de lado la transformación digital” para desarrollar áreas como el comercio online que ha dado un giro de “180 grados” durante la pandemia.
En ese sentido, recuerda que Avianza participa junto al resto de Interprofesionales ganadero-cárnicas en un proyecto de unos 3.500 millones euros que pretende recabar fondos Next Generation para digitalización, innovación e inversión en sostenbilidad.

Y respecto a la cuestión del bienestar animal, Montfort valora los avances en el sector, que participa en el sello que lo valida con el resto de Interprofesionales y confía en que este año se concrete el de su sector y sirva para valorizar “todas nuestras aves”. “Contar con un sello armonizado nos permite darle mayor visibilidad al bienestar animal”, subraya.

Fuente: EFE

Publicidad