3 de mayo de 2021 10:59 AM
Imprimir

Las empresas cárnicas uruguayas pagaron 198 millones de dólares en aranceles en 2020

CompartiremailFacebookTwitterEl año pasado la cadena de carne bovina pagó 198 millones de dólares (163 millones de euros) en aranceles en los mercados de exportación.Este monto es menor al del año anterior, lo que se explica por una reducción en el volumen exportado. La carga arancelaria para carne bovina y menudencias aumentó de 11,1% a 11,8% […]

El año pasado la cadena de carne bovina pagó 198 millones de dólares (163 millones de euros) en aranceles en los mercados de exportación.Este monto es menor al del año anterior, lo que se explica por una reducción en el volumen exportado. La carga arancelaria para carne bovina y menudencias aumentó de 11,1% a 11,8% entre 2019 y 2020. Esto se explica porque un porcentaje mayor de las exportaciones fueron a Estados Unidos y Canadá. Estas exportaciones incrementales realizadas sin preferencias comerciales están expuestas a aranceles elevados, según informan desde la web del Inac.

Las condiciones de acceso de la carne bovina de Uruguay en sus mercados de exportación no experimentaron cambios sustantivos en el 2020. En 2020 la carne y menudencias bovinas pagaron 198 millones de dólares en aranceles. Casi la totalidad correspondieron a la carne bovina. Las menudencias, que representan 5% del valor exportado, equivalieron a 3,5% de los aranceles pagados.

El monto total pagado por aranceles en 2020 es 7% menor al año anterior. Esto se explica por un menor flujo exportador. En 2020 la cadena cárnica bovina exportó 1.680 millones de dólares. Esta cifra es 13% menor a la correspondiente en 2019, cuando se exportaron 1.930 millones de dólares. Una disminución de las exportaciones relativamente menor a la del pago de aranceles permite concluir que la relación entre el valor de los aranceles pagados y las exportaciones realizadas aumentó. La carga arancelaria de la cadena cárnica bovina subió desde 11,1% a 11,8% en el último año.

La carga arancelaria para la carne bovina aumentó desde 11,3% a 12,0%. Este hecho tiene dos explicaciones potenciales: o cambio de las condiciones de acceso de Uruguay en los mercados que opera, o cambio de la composición de los países que integran la “canasta exportadora”. En este caso, ocurrió lo último. Mientras que en 2019 China absorbió el 59% del valor exportado de la carne bovina de Uruguay, esta cifra se redujo hasta 47% en 2020. Estas exportaciones están expuestas a un arancel de 12%. En sentido contrario, las exportaciones uruguayas estuvieron relativamente más presentes en América del Norte. Mientras que EE.UU. y Canadá importaron 15% del total exportado por Uruguay en 2019, esta cifra aumentó hasta 24% en 2020. Existen mecanismos de acceso preferencial en ambos países. Sin embargo, los mismos son cupos con restricción de volumen que se utilizan exhaustivamente todos los años. De este modo, las toneladas incrementales no contaron con ningún tipo de ventaja arancelaria por lo que tuvieron que pagar el arancel por defecto de estos dos países: 26,4% (EE.UU.) y 26,5% (Canadá).

En términos de condiciones arancelarias de acceso, Uruguay no experimentó cambios positivos en 2020. Por el contrario, hubo un cambio negativo: se redujo el volumen disponible para Uruguay en el cupo 481. Un nuevo reglamento entró en vigor en 2020 y su característica principal es que reserva un porcentaje del cupo para utilización exclusiva de EE.UU. Con el reglamento anterior, Uruguay logró exportar 14 mil toneladas en 2019. Con la nueva normativa esta cifra bajó hasta 11,5 mil toneladas en 2020. Otro elemento relevante de esta normativa es que el porcentaje reservado para la carne estadounidense aumenta durante siete años consecutivos. De este modo, es razonable esperar que las exportaciones uruguayas bajo este mecanismo de acceso continúen reduciéndose hasta 2027.

Fuente: INAC.

Fuente: Eurocarne

Publicidad