20 de diciembre de 2010 08:07 AM
Imprimir

Trigo: en Uruguay cobran casi 40% más

Sin retenciones ni trabas a la exportación, el precio para los productores de ese país se ubica unos US$ 100 más que en la Argentina.

Mientras la cosecha de trigo avanza con rindes históricos, esta realidad productiva que se está registrando en gran parte de la pampa húmeda queda opacada por un dato no menor: por las trabas a la comercialización y las retenciones, hoy los productores argentinos están cobrando por su cereal en torno de un 40% [exactamente, 36,9%] menos que sus pares uruguayos.El viernes pasado, la posición local de enero para el trigo cerró en 176,5 dólares por tonelada. Por el contrario, en Uruguay, el mismo día el cereal para la industria se ubicó entre 275 y 280 dólares por tonelada, mientras que el trigo para exportación estuvo entre 265 y 275 dólares por tonelada, según se puede observar en la página web de la Cámara Mercantil de Productos del vecino país.Así, con respecto a Uruguay, los productores argentinos tienen al menos US$ 100 por tonelada de diferencia, o casi un 40% menos.A diferencia de lo que ocurre en la otra orilla del Río de la Plata, donde el valor está en sintonía con el mercado internacional, en la Argentina el trigo paga una retención del 23% y, además, enfrenta una intervención oficial que provoca una falta de competencia permanente entre molinos y exportadores, que lleva a un descuento de unos US$ 50 dólares por tonelada respecto de la capacidad real de pago."Ellos [por los productores uruguayos] cobran unos 100 dólares más", dijo Néstor Roulet, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), entidad que por las trabas en el trigo decidió pedirle a la Comisión de Enlace un cese de comercialización de los productos del sector para principios de 2011.Al margen de que los trigueros argentinos estén cobrando casi un 40% menos que sus colegas uruguayos, Roulet añadió que, respecto del precio internacional, "el productor argentino está recibiendo el 55% del valor que tiene cualquier otro productor del mundo". En este contexto, Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), calculó que, a un rinde promedio de tres toneladas por hectárea y considerando una diferencia en el precio de 100 dólares por tonelada menos versus los uruguayos, los argentinos se están perdiendo de ganar unos 300 dólares por hectárea."Hoy no hay un mercado transparente [para el precio] porque no hay competencia [entre molinos y exportadores] ni libertad de exportación", indicó Ambrosetti. "Para que un mercado funcione, tiene que haber competencia, y la intervención del Gobierno no genera competencia", acotó David Hughes, presidente de la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo).La intervención oficial Desde 2006, el Gobierno, vía el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, viene cuotificando las exportaciones del cereal, lo que impide que haya una competencia permanente entre molinos y exportadores, y provoca fuertes descuentos en los precios que puede cobrar el productor.Un informe de la consultora Ecolatina difundido ayer también destaca que, por los cupos a la exportación, el productor no recibe el precio lleno por su cereal."En los últimos meses, se registró un fuerte descuento en el precio que recibe el productor de trigo por su comercialización. En el período de siembra del cereal, cuando se decidía la superficie por destinar para el cultivo, ese descuento promediaba 10 por ciento [US$ 20 por tonelada]. Actualmente, la reducción en el precio percibido alcanza un 23 por ciento [en torno de 50 dólares por tonelada]", señaló el informe de Ecolatina.Según el reporte de la consultora, "de los 66 dólares que aumentó la tonelada de trigo de exportación desde julio, el Tesoro se vio beneficiado con 15 dólares [un 23% de la suba total] y el productor, con sólo 9 dólares [un 13% del incremento]. El resto, 42 dólares o 64% del total, fue capitalizado por traders y exportadores o molinos".Para Ecolatina, la regulación oficial "está favoreciendo la sojización".En medio de las quejas de los productores, en los últimos días el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, criticó con dureza a las empresas que no pagan el precio lleno del cereal.Lo llamativo es que esto ocurre por la misma intervención oficial.Además, prometió una línea de créditos para retener el cereal hasta 300 toneladas para todos los productores, que será oficializada hoy en un acto en el Banco Nación.Por otra parte, trascendió que el ministro recibiría hoy por la tarde a la mesa directiva de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), que, entre otros temas, le reclamará por el trigo.Mientras tanto, todavía "no tiene una fecha precisa" de realización un encuentro entre Domínguez y la Comisión de Enlace, según admitió una fuente del sector.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *