20 de diciembre de 2010 05:05 AM
Imprimir

Más de 1.200 veterinarios europeos de vacuno de leche y carne se reunieron en Rodas

Del 8 al 11 de noviembre Pfizer Animal Health celebró en la isla de Rodas (Grecia) el encuentro Ruminants Partnership Days, con la presencia de cerca de 1.200 veterinarios (120 españoles) especialistas en vacuno de leche y de carne.

El encuentro Ruminants Partnership Days, organizado por Pfizer Animal Health en Grecia, fue inaugurado por Johan Dreesen, director de la Unidad de Rumiantes de Pfizer para Europa, África y Oriente Medio, quien destacó la vocación de Pfizer por dar servicio al cliente involucrándole en el desarrollo de las soluciones que ofrece. "Atrás ha quedado el tiempo en que os hablábamos de productos –aseguró- ahora queremos presentaros soluciones de salud animal, y ofreceros servicios de valor añadido". En este sentido, habló del lanzamiento en 2011 de los servicios de e-learning para los clientes de la compañía, que les permitirán seguir formándose de la mano de los mejores especialistas en cada área, así como de aquellos servicios contemplados en Vet Support, excelentemente valorados por los veterinarios en una reciente encuesta desarrollada en Alemania, Reino Unido y Francia.

Las sesiones técnicas posteriores se dividieron en tres áreas de especialización: vacuno de leche, vacuno extensivo y vacuno de cebo.

Sostenibilidad y rentabilidad, un binomio inseparable
En vacuno de leche, las intervenciones del día 9 de noviembre se basaron en las tendencias y expectativas para la producción sostenible de leche a nivel mundial, así como de los programas de reproducción en Europa. Según el primero de los ponentes, Asaah Ndambi, del IFCN Research Center (Alemania), "entre los principales escollos del sector está el hecho de que la leche es el comodity agrícola más volátil –lo que afecta enormemente a la economía de las granjas- , además dicha producción está en manos de granjas pequeñas, con pocos animales". Ndambi expuso el sistema de medida de la sostenibilidad en la producción lechera que emplea el IFCN y que se basa en diez indicadores relacionados con el animal y su producción, los precios y las políticas sectoriales principalmente.

A continuación Alex Bach, del Departamento de Producción de Rumiantes del IRTA (España), habló de cómo mejorar la sostenibilidad de los rebaños lecheros, aclarando de antemano que "para que una actividad sea realmente sostenible debe ser primero económicamente viable". Analizó los costes de producción, de los que el 53% se deben a la alimentación de los animales, seguidos a bastante distancia por los derivados de la mano de obra. Comentó que cuando los precios de la leche son bajos el productor inmediatamente recorta gastos, "aunque existen –aclaró- partidas, como la alimentación y la genética, que se deberían considerar más una inversión que un gasto". En este sentido, para evitar pérdidas económicas, recomendó, entre otros, prestar atención a los forrajes húmedos y a su contaminación por hongos, optimizar la cría, evitar raciones muy energéticas en la transición y detectar celos.

También quiso destacar el papel del veterinario en la sostenibilidad de esta producción, como responsable del cuidado del medio ambiente, de la rentabilidad del rebaño y del análisis de datos en la explotación para tomar decisiones clave sobre su manejo.

Finalmente, Geert Opsomer, del Departamento de Obstetricia de la Universidad de Gante (Bélgica) aseguró que trabajar en la mejora de la fertilidad es la puerta a un control total de la salud del rebaño en las modernas explotaciones, "porque es un área del trabajo de los veterinarios muy relacionado con otros aspectos del rebaño, como la nutrición, las enfermedades infecciosas, etc.". Entre los principales indicadores de rendimiento que apuntan problemas de fertilidad, Opsomer señaló la distocia, la retención placentaria, las infecciones uterinas postparto, los abortos y los quistes foliculares, entre otros.

Al día siguiente, Ynte H. Schukken, del Departamento de Epidemiología y Salud de los rebaños en la Universidad de Cornell (Estados Unidos), y Theo Lam, del Centro de Salud de la Ubre (Holanda), hablaron sobre manejo sostenible de la ubre en vacas sanas de alta producción, el papel del veterinario y las necesidades de los productores en este sentido.

A juicio de Schuken, la calidad de la leche y los recuentos bajos de células somáticas en tanque son esenciales para la sostenibilidad de una producción elevada. En este sentido vigilar la salud de la ubre es fundamental de acuerdo a procedimientos estandarizados que contemplen una evaluación continua del riesgo y una monitorización de los animales.

Por su parte, Theo Lam afirmó que para optimizar la salud de la ubre es fundamental marcarse unos objetivos. Según el experto hay que tener presente ciertos aspectos, como el hecho de que los malos hábitos de higiene incrementan la incidencia de mamitis y que la ingestión de materia seca en el periparto es importante a la hora de prevenir balances energéticos negativos. Concluyó su intervención con un consejo a los colegas presentes en la sala: "para ser un consultor de éxito los conocimientos técnicos son cruciales, pero no olvidéis que las habilidades en el terreno comercial y de comunicación son indispensables".Atender criterios medioambientales y de bienestar animal sin olvidar los de índole económica y cultural
En cuanto al vacuno de carne, las sesiones se abrieron con la intervención de Ignacio Blanco-Traba, de Mc Donald´s Europa, que habló sobre el consumo de carne de vacuno, su calidad y sostenibilidad y los retos y oportunidades a que se enfrenta esta producción.

Recordó que el bienestar animal es un asunto prioritario para los consumidores y afirmó que "de cara al futuro, la cadena de suministro de carne de vacuno debe ser capaz de atender criterios como la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de paisajes y ecosistemas en peligro, a la vez que satisfacer las necesidades económicas y culturales de comunidades a nivel local".

En cuanto a los objetivos prioritarios para los operadores del sector carne de vacuno, Blanco-Traba destacó la necesidad de satisfacer la demanda de información y transparencia del consumidor actual y promover la monitorización y certificación en materia de bienestar animal.

El resto de intervenciones, tanto las específicas de cebo como las de vacuno extensivo, se basaron en aspectos clínicos y en el control de las principales enfermedades que afectan a estos animales, Enfermedad Respiratoria Bovina (ERB), principalmente.

Renaud Maillard, de la Escuela Nacional Veterinaria d´Alfort (Francia), analizó la abundante bibliografía existente sobre la prevención y tratamiento de la ERB, mucha de la cual carece de la debida rigurosidad, por lo que recomendó inclinarse por los meta análisis y las revisiones sistemáticas como principal fuente de información.

Por su parte Philip Camuset, de la Société Nationale des Groupements Techniques Vétérinaires (Francia), analizó el empleo de diferentes formulaciones a base de moxidectina para el control de los strongilus en vacuno extensivo. Explicó que la principal motivación de los productores para el empleo de antiparasitarios es la obtención de resultados zootécnicos, por lo que, en este sentido señaló el especial interés de combinar Cydectin LA en terneros machos y Cydectin pour on en hembras. "Esto permite –afirmó- optimizar el crecimiento en los primeros y el equilibrio inmunidad-crecimiento en las segundas".

Durante la siguiente jornada, Jerome Abadie, de la Ecole Nationale Veterinaire de Nantes (Francia), expuso los hallazgos del análisis post mortem en un pulmón afectado por ERB; Bart Pardon, de la Universidad de Gantes (Bélgica) habló sobre las ventajas del tratamiento de esta enfermedad en base a estudios realizados en terneros; y Tim Potter, del Royal Veterinary College de Reino Unido expuso las novedades sobre farmacocinética y farmacodinámica de los antibióticos empleados en el control de la ERB.

Ya en la sesión específica de cebaderos, Ranato Furlani, director de la explotación "La Torre" (Italia) y Raquel Santos, veterinaria de la cooperativa cordobesa COVAP (España), expusieron el modelo de producción en sus respectivos países.

Además de las sesiones globales se celebraron sesiones de país sobre carne y leche con la participación de especialistas de primer nivel que completaron de manera perfecta las presentaciones de las sesiones generales hasta el punto que recibieron una valoración excepcional por parte de los asistentes. Por otra parte, los veterinarios que disfrutaron del programa de intercambio "Live my Life" de Pfizer contaron las experiencias vividas durante su visita a colegas de otros países. Dicho programa surge del interés por intercambiar conocimientos y experiencias entre veterinarios de distintos países que trabajan en el mismo subsector: vacuno de leche, cebo o vacuno extensivo, al objeto de implementar nuevas técnicas y protocolos contrastados en su práctica diaria

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *