7 de mayo de 2021 09:57 AM
Imprimir

Brasil rechaza el veto de Arabia Saudí a varias de sus plantas de carne de ave

Brasil, uno de los mayores productores mundiales de pollo, expresó este jueves su malestar con la decisión de Arabia Saudí de suspender las importaciones de carne de ave procedentes de 11 plantas del país suramericano.

En una nota conjunta de los ministerios de Relaciones Exteriores y Agricultura, el Gobierno de Jair Bolsonaro afirmó que recibió con “sorpresa y consternación” la decisión de las autoridades saudíes de “suspender 11 establecimientos exportadores de carne de ave para aquel mercado”.
“No hubo un contacto previo de las autoridades saudíes, ni tampoco la presentación de motivaciones o justificaciones para apoyar las suspensiones”, denunció el comunicado.

Según la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), Arabia Saudí es el segundo país que más importa carne de pollo de origen brasileño, por detrás apenas de China.
En 2020, las exportaciones de carne de pollo hacia ese país llegaron a las 467.546 toneladas, lo que supone 11,3 % del total de embarques hacia el exterior que realizó Brasil con ese producto.
El Ejecutivo brasileño supo de la suspensión a partir de la publicación de una “nueva lista de plantas brasileñas autorizadas a exportar” por parte de la “Saudi Food and Drug Authority (SFDA)”, de acuerdo con el comunicado.

Trabajadoras en una empresa cárnica brasileña. Efeagro/Archivo. Joédson Alves

En ese nuevo documento se excluyó a esas 11 factorías, que previamente estaban autorizadas a exportar a Arabia Saudí y cuyos nombres no fueron divulgados por el Gobierno brasileño.
“Hasta el momento, apenas Brasil ha sido objeto de una actualización de la lista de exportadores de carne de ave”, apuntó.

El Gobierno de Bolsonaro informó que inició “contactos” con las autoridades saudíes y la embajada de ese país en Brasilia en busca de “esclarecer el episodio”.
“Emplearemos todas las vías bilaterales y multilaterales con vistas a una pronta resolución de la cuestión. En caso de que se comprueba la interposición de una barrera indebida al comercio, Brasil podrá llevar el caso a la OMC (Organización Mundial del Comercio)”, advirtió.
Brasil reiteró igualmente que “todos los requisitos sanitarios” establecidos por los mercados de destino son “integralmente cumplidos” y que su cadena de productos de origen animal es sometida a “rigurosas inspecciones” por parte de los servicios veterinarios oficiales.

Fuente: EFE

Publicidad