7 de mayo de 2021 10:07 AM
Imprimir

EN ABRIL SE ACELERARON LOS NEGOCIOS PERO SE RETRASA LA COSECHA

Las compras internas de los soja, maíz y trigo avanzan a paso firme tanto para la campaña actual como para la nueva. Por otra parte, la cosecha de los granos gruesos presenta un marcado retraso en comparación a los ciclos previos.

De acuerdo con la última estimación de GEA, la cosecha de soja espera una baja próxima al 11% para el año comercial 2020/21, si lo comparamos con la campaña anterior. En línea con ello, las compras internas finales de la campaña actual muestran una baja interanual cercana al 6,5%. La suba de precios, sin embargo, ha sido un aliciente para concretar negocios ya que el 83% de las 16,3 Mt vendidas fueron compradas durante el desarrollo de esta campaña, frente al 59% del año anterior. Al mismo tiempo, es notable el interés en fijarle precio a la mercadería con una participación mucho más alta de negocios realizados con precio hecho, en contraposición a las ventas “a fijar”.

En lo que respecta al maíz, también se observa un repunte en las compras de industriales y exportadores. A principios de abril, estos negocios acumulan 22,9 Mt, cuando en año anterior se registraron 19,3 Mt, en tanto que la proporción de compras con precio hecho pasó del 66,1% en 2020 al 71,3% en 2021.

Por otro lado, el alza de precios también ha impulsado las compras por anticipado de soja y maíz correspondientes a la próxima campaña 2021/22 con volúmenes que duplican los totales del ciclo anterior en el caso de la soja (se anotaron 0,36 M). En maíz, la suba interanual alcanza el 50%, con contratos por 1,5 Mt con un fuerte incremento de negocios con precio hecho (64% del total a mayo 2021 contra apenas el 2% a mayo 2020).

En el plano externo, un elemento a destacar es la evolución de las ventas al exterior durante el mes de abril, cuando se registraron mayores volúmenes de negocios para varios de los principales productos según consta en los registros oficiales de Declaraciones de Venta al Exterior (DJVE). En el caso del maíz, durante abril se anotaron DJVE por 4,6 Mt, el volumen mensual más elevado desde noviembre de 2019; en harina/pellets, se anotaron 4,5 Mt, marcando un máximo desde mayo de 2019; y en trigo se registraron 1,3 Mt, un millón de toneladas más que durante marzo. El aceite de soja, en tanto, mostró un comportamiento inverso, ya que el volumen declarado alcanzó las 450.000 t, el más bajo en lo que va del año.

En cuanto al avance de las labores de cosecha de los granos gruesos, éstos presentan un marcado atraso respecto de lo ocurrido años anteriores. Por el lado de la soja, actualmente se lleva recolectado el 41% del área total a cosechar, muy por debajo del 63% que se llevaba a esta altura del año anterior. Además, es el número más bajo desde la campaña 2015/16. El maíz, por su parte, también presenta un retraso respecto de los ciclos anteriores: actualmente se lleva cosechado el 28% del área, siete puntos porcentuales detrás de lo ocurrido en la 2019/20 por estas fechas y el ritmo más aletargado también desde la trilla 2015/16.

Lo anterior encuentra sus explicaciones en dos fenómenos. Por un lado, la sequía que afectó a la región en los meses de septiembre y octubre, lo cual causó retrasos en las labores de siembra de ambos cultivos, al carecer de una adecuada humedad en el perfil edáfico. Por el otro, las lluvias ocurridas en las últimas semanas, que han demorado el proceso de secado de granos e interrumpido en algunas zonas las tareas de cosecha. De hecho, respecto a esto, algunas terminales portuarias han aumentado la tolerancia de humedad en los granos de maíz hasta niveles del 16 y 17%.

La menor disponibilidad de granos en el mercado local para esta altura del año se ve reflejado en el ingreso de camiones a los puertos del Gran Rosario. En base a datos de recibidores, se estima que desde enero a la fecha arribaron un total de 667.000 camiones a descargar granos (incluyendo soja, maíz, trigo, sorgo, girasol y cebada), un 14% menos que lo ocurrido a igual fecha del año anterior, y el menor número de camiones desde el año 2017.

Un caso que resulta interesante de mencionar es el del trigo. Desde el inicio de la campaña comercial hasta el 30 de abril, llevan ingresados unos 95.000 camiones con trigo a las terminales portuarias del Up River. Esto representa una caída del 54% en relación a lo observado en los primeros 5 meses de la campaña anterior, y es el menor número de camiones desde el ciclo 2014/15. La menor producción relativa en la zona central y norte del país explica en gran parte esta caída.

Por último, en lo que respecta a la comercialización del cereal de invierno, como bien se desarrolló en el Informativo Semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario (ver Las compras internas de la próxima campaña de trigo, en niveles récord), otro dato destacable es que también continúa con niveles de compras récord para su nueva campaña a iniciarse en diciembre de este año, por parte de la industria y la exportación. Según datos oficiales, a los 2,02 Mt que publicábamos hace 15 días se agregan medio millón de toneladas compradas en estas dos semanas, totalizando 2,53 Mt, muy por encima de las 1,15 Mt a esta misma altura del año pasado.

Fuente: El Litoral

Publicidad