7 de mayo de 2021 11:00 AM
Imprimir

La carne subió 65% el último año, pero volverá a aumentar

Así lo anticiparon desde la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra). Un escaso nivel de oferta en mataderos, la componente exportadora, y fuertes disputas políticas, son los factores que explican la dinámica del precio, con la mesa de los argentinos como la mayor perjudicada.

El precio al consumidor de la carne vacuna avanzó un 3,4% en el mes de abril, y acumuló un aumento del 65,3% durante el último año. Así surge del último relevamiento publicado esta semana por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA). En el mismo periodo de tiempo, los sustitutos como el pollo o el cerdo, aumentaron 44,2% y 58,7% respectivamente.
El aumento de la carne roja se ubica más de 20 puntos porcentuales por encima del incremento anual del índice de precios al consumidor, que en marzo registró un acumulado del 42,6% para los últimos doce meses.

La paradoja es que pese a ello, todo indica que el precio de uno de los productos principales en la dieta de los argentinos continuará subiendo, impactando de lleno en la ya precaria situación de los sectores más golpeados por la crisis económica y por la pandemia.

Así lo indicó Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), quien anticipó que es muy probable que llegue un nuevo aumento de al menos el 10%. “Si la oferta de animales para consumo interno sigue siendo escasa, seguramente ocurrirá”, manifestó el dirigente.
Confirmando el pronóstico, desde la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Cayma), advierten que han existido aumentos que aun no se trasladaron a la góndola, y fueron absorbidos en el segmento mayorista.

Un sector del gobierno pide mayores controles al sector exportador, el aumento de las retenciones a la exportación, e incluso la prohibición de exportar, a fin de incrementar la disponibilidad de cabezas para el consumo nacional.

“La forma en que ha subido el precio de la carne es incomprensible”,afirmó el mes pasado el Presidente de la Nación, Alberto Fernández. “El aumento se podría explicar por el precio internacional, pero también es cierto que trasladar ese precio internacional al precio interno no tiene mucha justificación. Estamos trabajando en ello”, agregó. Toda una definición del detrás de escena político que rodea a un precio icónico de la economía argentina.

En la cantidad de animales disponible para el mercado interno, radica una de las claves para entender la dinámica del precio. Con precios internacionales atractivos, el incentivo a exportar es fuerte. Ello comienza a generar fuertes disputas internas en el seno del gobierno, donde un sector pide mayores controles al sector exportador, el aumento de las retenciones a la exportación de carne, e incluso la prohibición de exportar, a fin de incrementar la disponibilidad de cabezas para el consumo nacional.

La principal preocupación en el gobierno, es la forma en que la suba del precio afecta el consumo en los sectores medios y bajos. En efecto, los cortes más populares son los que registraron los aumentos más pronunciados, incluso superiores al 70%. Así sucede con el asado de tira que aumentó 81,5% entre abril de 2020 y abril de este año. En el mismo lapso el vacío subió 74,9%, la tapa de asado lo hizo un 70,9%, la cuadrada un 68,1% y la falda un 72%.

En nuestra región, a la dinámica propia del mercado de la carne a nivel nacional, se suma la restricción que impone la barrera fitosanitaria, que establece a la zona por debajo del Río Colorado como “libre de aftosa sin vacunación”, lo que impide el paso de la carne con hueso proveniente de la región pampeana. Ello impacta directamente en el precio que pagan los habitantes de la Patagonia por la carne vacuna, el cual se ubica entre un 20% y un 30% por encima del que se paga en el resto del país. Es por tal motivo que en las carnicerías de la región ya pueden observarse ciertos cortes con un precio que supera los $1.000 el kilo.

Datos

65,4%

El aumento que registró la carne en los últimos 12 meses. Supera 22% la variación del IPC. En varios de los cortes más populares, el aumento supera incluso el 70%.

10%

El aumento que viene. Asi lo anticipan las cámaras de productores y matarifes.

Fuente:

Publicidad