8 de mayo de 2021 10:28 AM
Imprimir

Reclamos por la harina

“No es el camino autorizar incrementos del 5% mensual a las grandes compañías petroleras y luego amordazar a los molinos en sus precios y amenazar con mayores intervenciones”, dijo Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores de Granos, en la apertura de A Todo Trigo. Rivara expresó que la mesa de los argentinos se […]

“No es el camino autorizar incrementos del 5% mensual a las grandes compañías petroleras y luego amordazar a los molinos en sus precios y amenazar con mayores intervenciones”, dijo Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores de Granos, en la apertura de A Todo Trigo. Rivara expresó que la mesa de los argentinos se protege produciendo más. “No se puede sostener en el tiempo un férreo control de precios a las harinas en un escenario de gran inflación, sin que esto genere enormes daños a una industria que acompaña desde sus inicios a la agricultura. Las cadenas han explicado, sin relatos, con números claros el bajo impacto del precio del trigo en los productos finales”, señaló.

En tanto, el presidente de la Federación Argentina la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, explicó que el control de precios afecta especialmente a la harina destinada a góndola, no así la mayorista para panadería. Destacó que los costos de producción y comercialización son mayores en $8 por kilo al precio fijado en góndola. Además resaltó que la suba de los precios del trigo no impactan como se cree en el producto final. “Hay una falla que tiene la cadena, que es la comunicación”, dijo.

Fuente: La Nacion

Publicidad