8 de mayo de 2021 10:42 AM
Imprimir

Más allá de los precios, hay inquietud y desaliento por las señales políticas

En las últimas semanas se nota bastante desaliento y cansancio entre los productores que proyectan decisiones para el mediano plazo. Más allá de los altos precios de los granos, advierten que la economía se politizó y que distintos funcionarios del Gobierno dispararon una andanada de señales negativas para el sector. así, los mecanismos que buscan […]

En las últimas semanas se nota bastante desaliento y cansancio entre los productores que proyectan decisiones para el mediano plazo. Más allá de los altos precios de los granos, advierten que la economía se politizó y que distintos funcionarios del Gobierno dispararon una andanada de señales negativas para el sector. así, los mecanismos que buscan resultados de corto plazo en el precio de los alimentos pulverizan la confianza empresarial que se necesita para generar inversiones y un crecimiento de la producción a mediano plazo. “Tranqueras adentro preparamos minuciosos presupuestos para las actividades 2021, pero resultan dinamitados por las medidas generadas tranqueras afuera, como las amenazas de cierre de exportaciones, el aumento de impuestos a las empresas y la injerencia creciente del Estado”, se queja un productor de la pampa. Es así que, tal como sucede con otras actividades económicas, en las cuales varias firmas cesaron su actividad y emigraron del país, hay empresarios agropecuarios de cierta edad que calculan el valor de su patrimonio y se preguntan si no ha llegado el momento de vender todo o una parte y vivir sin tantos sobresaltos lo que les queda de la vida.

desconfianza

En ese sentido, Jorge chemes, presidente de cra, dice que “las medidas tomadas últimamente por funcionarios del Gobierno son el manual de lo que no hay que hacer; lo contrario de una política que promueva el crecimiento de la producción de alimentos”. a su juicio, las restricciones y amenazas equivalen a pegarse un tiro en el pie. al generar desconfianza provocan que muchos productores digan “basta”. El problema para el Gobierno es que esos operadores que se borran son los que generan las divisas que necesita el país. “Si el Gobierno no genera un escenario de confianza, los productores no van a invertir hoy para recoger frutos dentro de dos o tres años y esa conducta determinará que haya cada vez menos riqueza en el país”, adelanta el empresario. “Se necesitan políticas de Estado, por lo menos, para el corto y el mediano plazo, y no rencillas entre los funcionarios que buscan desarrollar planteos ortodoxos y los que están dominados por la ideología, y funcionarios que sean realmente idóneos, con sentido común, pilotos de tormenta, con experiencia y carácter para enfrentar situaciones extremas como la actual, y no observadores pasivos de una realidad que les pasa por encima”, concluye.

Fuente: La Nacion

Publicidad