9 de mayo de 2021 14:48 PM
Imprimir

Ante el alto precio del maíz, productores de carne en Brasil se vuelcan al trigo

La Asociación Brasilera de Proteína Animal (APBA) reveló que gigantes de la producción de carne como JBS y BRF están buscando cultivos de invierno como trigo, triticale y cebada para usarlos como alimento para el ganado en reemplazo del maíz, dado el elevado costo de este último.

Francisco Turra, presidente de la ABPA, informó a Reuters que la demanda de los procesadores de carne, que proporcionan a los productores que crían ganado, impulsa un aumento en la intención de siembra de estas alternativas en el estado Rio Grande do Sul.

Según indicó el trigo puede reemplazar completamente al maíz como alimento para cerdos y pollos en medio de los elevados precios del cereal amarillo.

Citando datos de la federación estatal de agricultura llamada Farsul, el dirigente anticipó que a partir del próximo mes se sembrará con trigo y otros cultivos de invierno 1.4 millones de hectáreas, contra un millón de la campaña anterior.

JBS y BRF ya han anunciado que comprarán cultivos de invierno como trigo, triticale y cebada para usarlos como alimento para el ganado. Se han hecho acuerdos en el mercado de futuros”, reveló el presidente de la APBA para Reuters.

El trigo como alimento para el ganado es común en Canadá y Rusia, que no producen maíz ni lo importan. En Brasil también emplearán el triticale, que es un cereal cruzado de trigo y centeno.

Esto se produce luego de que los futuros del maíz en Chicago alcanzaron un máximo en casi ocho años, impulsados ​​por las preocupaciones sobre las condiciones secas que frenan los rendimientos en Brasil y el clima frío que desacelera la cosecha de Estados Unidos.

Reuters añadió que los altos precios y las demoras en la segunda cosecha de maíz de Brasil han presionado los márgenes de los grandes productores de carne, lo que ha llevado a algunas empresas a recurrir a Paraguay y Argentina en busca de suministros.

En días pasados, el gobierno brasilero eliminó los aranceles de importación de soja y maíz de naciones fuera del bloque comercial sudamericano Mercosur, lo que significa que Brasil podría importar maíz de naciones como Estados Unidos y Ucrania.

Pero con una “paridad de importación” superior a 30 dólares por tonelada, comprar maíz fuera del Mercosur todavía no tiene sentido económico, indicó un comercializador.

Esta alternativa funcionaría solo si se adquiere producto nacional, pues como se ha reportado en las últimas semanas, el trigo también acompaña la tendencia alcista al igual que la soya. Aunque, como señala Agrofy News, “el maíz caro generará un mayor uso del trigo en la alimentación animal”.

Publicidad