11 de mayo de 2021 10:50 AM
Imprimir

“Si no se puede aumentar el stock ovino hay que ser lo más altamente rentable posible”

Uruguay : Si se analiza el comienzo de este año 2021 para el ovino, la lana con sus altibajos ha logrado ir comercializando la zafra lentamente, con preferencia y mejores resultados económicos en el caso de las lanas finas. En tanto que al mirar la carne ovina los primeros cuatro meses del año son de […]

Uruguay : Si se analiza el comienzo de este año 2021 para el ovino, la lana con sus altibajos ha logrado ir comercializando la zafra lentamente, con preferencia y mejores resultados económicos en el caso de las lanas finas. En tanto que al mirar la carne ovina los primeros cuatro meses del año son de números muy buenos, con una faena que ha crecido un 125% hasta el 1 de mayo, con un fuerte incremento en el cordero, pero también en el caso de las ovejas, debido a la demanda de China que ha impulsado las ventas al exterior, con un valor promedio de la tonelada de carne ovina exportada se ubica en US$ 4.723 peso canal, lo que significa un aumento del 6,6% respecto al mismo período del año pasado.
El Dr. Jorge Bonino Morlán, asesor privado en el rubro ovino y que ha estado en todo el proceso del compartimento ovino en el Uruguay, dijo que se debe tener en cuenta que “la pandemia ha afectado y afecta por todo”. En el mercado de la carne en particular, Bonino recordó que la pandemia ha retraído a algunos jugadores importantes como lo puede ser Brasil, pero que “China vuelve a tener un protagonismo muy marcado dentro de la pandemia, eso hace que cambien sustancialmente los precios, hoy son muy alentadores” aclaró.
En Estados Unidos “tenemos este producto que es diferente pero que evidentemente demanda mayores requisitos, que tiene un valor agregado mayor. El cordero pesado con los precios y tipo de comercialización interno que hay para Estados Unidos empieza a competir seriamente” a nivel interno. El profesional indicó que existen varios productores interesados en ingresar al sistema de compartimentos, sin embargo es claro que habrá que esperar señales claras desde el punto de vista comercial, en el medio de la pandemia, porque también requiere un nivel de inversión.
Bonino reconoció que la ovinocultura ha perdido terreno frente a otras opciones productivas como la agricultura y la forestación “tal ves porque si bien renta mucho no cifra, la oveja ha perdido un poco de pie, pero igualmente es un rubro complementario excelente en cualquiera de esas explotaciones y tenemos todo estudiado y validado los que defendemos a la especie ovina. Y en aquellos productores de pequeñas superficies pasa a ser una opción más que válida”.
El profesional visualiza “perspectivas que son muy buenas, muy claras” para la carne ovina, pero para poder aprovecharlas dijo que “tenemos que aumentar la oferta. Si no se puede aumentar el stock, es un deber que muchas o pocas ovejas seamos lo más altamente rentable posible”. El veterinario dijo que Uruguay debe potenciar los índices reproductivos del ovino, “nosotros tenemos que superar señaladas o destetes que son muy por debajo de lo deseado y así aumentar una oferta, porque la demanda existe, y teniendo oferta vamos a salir también a buscar mayores mercados porque eso viene aparejado con mejores precios”.

Publicidad