12 de mayo de 2021 12:17 PM
Imprimir

8 árboles frutales enanos ideales para jardines pequeños

l contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por ecoinventos.com, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

8 árboles frutales enanos ideales para jardines pequeños

Los manzanos, cerezos, ciruelos y otros árboles frutales son siempre una buena opción para un jardín comestible, más si son árboles frutales enanos.

Hermosos en todas las estaciones, los árboles frutales ofrecen un fascinante despliegue de flores en primavera y vivos colores en otoño. Y durante los días más calurosos del verano, te dan montones y montones de fruta, más dulces y jugosas que cualquiera que puedas comprar en una tienda.

Los árboles frutales de tamaño normal son ejemplares longevos que pueden llegar a ser muy grandes con el tiempo.

Los frutales enanos, en cambio, son mucho más pequeños. Estas bellezas en miniatura, que suelen alcanzar entre 2,5 y 3 metros de altura y anchura, proporcionan una gran cantidad de fruta cada temporada, pero son mucho más fáciles de manejar y cuidar que sus homólogos más altos.

Tanto si quieres cultivar un pequeño huerto como un solo árbol frutal, las variedades enanas son una buena solución para cultivar fruta fresca en espacios reducidos. Aquí puedes conseguir algunos.

¿Qué son los árboles frutales enanos?

Los árboles enanos son capaces de mantener sus proporciones pequeñas y compactas gracias a los injertos.

El injerto es una forma de reproducción asexual que consiste en unir las partes de dos o más árboles vivos.

Consiste en tomar un esqueje de la parte superior del árbol frutal padre. Esto se denomina púa, una selección de ramas con puntas de brotes.

La púa se une cuidadosamente al portainjerto de otro árbol compatible.

Las partes superior e inferior de estos dos árboles están unidas en el lugar en el que se cortaron, y se unen a medida que se curan.

Mientras que el injerto se elige por sus buenas características de fructificación, el portainjerto determinará el tamaño del árbol en su madurez, su resistencia a plagas y enfermedades, y el tipo de suelo en el que crece mejor.

La mayoría de los árboles frutales se propagan mediante injertos de púa a portainjertos para garantizar la consistencia, y hay muchos tipos de portainjertos entre los que elegir.

También están los frutales multi-injertados. Cuando se une más de una púa al portainjerto, un solo manzano, por ejemplo, puede producir varios tipos de manzanas, como las variedades Fuji, Gala, Red Delicious y Golden Delicious.

Ventajas de los árboles frutales enanos.

El tamaño de los frutales enanos tiene muchas ventajas:

  1. Buenos para espacios pequeños. Está claro que los frutales enanos son ideales para los espacios exteriores más pequeños. Algunos portainjertos enanos pueden limitar el tamaño del árbol a sólo un metro de alto y de ancho, lo que permite plantar árboles frutales en patios y jardines pequeños. Muchos tipos de árboles frutales enanos son buenos candidatos para el cultivo en maceta y pueden colocarse en un balcón o patio.
  2. Cuidados más sencillos. Como los árboles enanos no crecen más de 3 metros, el mantenimiento del árbol a lo largo de su vida es mucho más sencillo. La poda y la recolección se simplifican.
  3. Fruta antes. Los árboles más pequeños también alcanzan la edad de fructificación antes que los árboles frutales de tamaño normales. Una vez trasplantados en el suelo o en una maceta, las variedades enanas producirán frutos en sólo uno o dos años. Los frutales de tamaño normal pueden tardar unos 5 años en dar fruto.
  4. Plantaciones más densas. No necesitan mucho espacio para crecer y pueden plantarse más juntos en comparación con sus parientes de tamaño normal. Los árboles enanos pueden ayudarte a aprovechar mejor el espacio que tienes en tu jardín o patio, ya que puedes tener más árboles.
  5. Entutorado. La espaldera es una antigua técnica de podar y atar las ramas de los árboles en crecimiento contra un muro, una valla o un enrejado. Debido a su limitado potencial de crecimiento, los árboles frutales enanos son una gran elección para la formación en espaldera.
  6. Personalizable. Gracias al injerto, los árboles frutales pueden ser 100% personalizados. Hay una gran diversidad de portainjertos y características diferentes. La tolerancia a la sequía, la resistencia a las enfermedades, la resistencia al frío, la precocidad de los frutos, la capacidad de crecer en suelos pobres y, por supuesto, el tamaño, son algunos de las características opcionales.
  7. Transportable. Cuando se cultivan en macetas, los árboles frutales enanos se pueden mover, por ejemplo al interior durante el invierno. Esto abre un mundo de posibilidades para cultivar árboles tropicales en climas fríos.

Inconvenientes frutales enanos.

  • Vida útil más corta. Los árboles frutales enanos suelen vivir bastante tiempo, entre 15 y 20 años. Sin embargo, es menos que los árboles de tamaño normal.
  • Sin sombra. Los árboles enanos son demasiado pequeños para dar mucha sombra. Si sueñas con descansar bajo tu árbol frutal durante el verano, es mejor que no elijas un árbol frutal enano.
  • Menor rendimiento. Si bien es cierto que los frutales enanos dan comparativamente menos fruta que los de tamaño normal, estos pequeños árboles seguirán dando mucha fruta en la época de la cosecha. Si quieres más fruta, tendrás que plantar más árboles frutales enanos.

Árboles frutales enanos que podemos cultivar.

Cuando busques árboles frutales enanos, presta especial atención a características como la resistencia a las enfermedades, las horas de frío, los requisitos de poda y si el árbol es autofértil o necesita otro árbol para dar fruto.

1. Manzana roja.

La oferta de manzanos es asombrosa: se cultivan miles de variedades diferentes por todo el mundo.

Red Delicious es una de las variedades más populares, que florece de color blanco rosado a mediados de la primavera. En otoño, da manzanas dulces y jugosas. La fruta tiene buen almacenamiento y se conserva hasta seis meses en el frigorífico.

Es importante tener en cuenta que los manzanos no se autopolinizan. Necesitarás un segundo manzano enano de una variedad diferente para que se produzcan frutos en cualquiera de los dos árboles. Para garantizar el éxito de la polinización cruzada, ambos manzanos enanos deben florecer al mismo tiempo y estar plantados a menos de 6 metros el uno del otro.

Entre los polinizadores compatibles con la Red Delicious se encuentran otras variedades que florecen a mediados de temporada, como la Golden Delicious, la Gala y la Honeycrisp.

También puedes ahorrar espacio en el jardín eligiendo un manzano de injerto múltiple con dos (o más) vástagos compatibles.

2. Melocotón Elberta.

Los melocotones Elberta, una variedad autóctona originaria de Georgia, son frutos amarillos grandes, jugosos y dulces, ideales para comer, congelar, enlatar y hacer mermelada.

Los melocotoneros de Elberta son autofértiles, pero se benefician de la presencia de un segundo melocotonero cercano con el que realizar la polinización cruzada. Mantener al menos dos melocotoneros mejorará enormemente la producción de fruta.

Para mantener el melocotonero enano sano y productivo, la poda anual es imprescindible. El melocotonero sólo florece y da fruto en las ramas que tienen al menos un año de edad.

3. Ciruelo Santa Rosa.

El ciruelo Santa Rosa es un frutal autopolinizante.

El ciruelo es un árbol precoz y prolífico, de fruto grande, de color rojo a púrpura, bueno para comer, enlatar y cocinar.

Crece naturalmente en una copa redondeada y requiere una poda mínima para mantener su forma y permitir que la luz del sol llegue al centro del árbol.

4. Cereza Tártara.

Estas cerezas son tiernas y regordetas, con un sabor rico y con cuerpo.

Ideales para comerlas frescas, ya que el hueso interior es liso y se separa fácilmente de la pulpa. Buena para hacer conservas.

No es auto fértil y necesita una segunda especie de cerezo para producir frutos. Plántala junto con variedades similares de floración temprana como Bing, Stella y Rainier.

5. Naranja Washington Navel.

Las naranjas Washington Navel, que son las más adecuadas para comer en fresco, no tienen semillas, son fáciles de pelar y tienen un gran sabor.

La versión enana crece hasta la mitad del tamaño normal, pero se puede podar hasta alcanzar un metro de altura.

El naranjo Washington Navel, un árbol de hoja perenne, tiene bonitas hojas elípticas que desprenden una maravillosa fragancia durante todo el año. En primavera, aparecen racimos de flores blancas a lo largo de las ramas.

Como todos los naranjos, el Washington Navel adora el calor y la luz del sol.

En las regiones sin heladas, puede plantarse directamente en el suelo.

Hay variedades que se pueden cultivar en macetas y llevarlo al interior en cuanto las temperaturas bajen.

6. Higo Celeste.

Las higueras son nativas de las regiones cálidas y templadas del Mediterráneo.

Se convierte en un hermoso árbol de múltiples ramas con corteza gris plateada y hojas profundamente lobuladas, tiene flores pequeñas, verdes y discretas en primavera. Aunque es menos vistoso que otros árboles frutales cuando florece, este pequeño árbol proporcionará montones de higos a finales del verano.

¿Auto fértil? Sí

7. Mango.

Las variedades enanas de Mango, como Ice Cream, se puede cultivar fácilmente en maceteros y colocarlo en un balcón o patio.

Aunque los árboles de mango son más adecuados para climas cálidos y tropicales, los mangos cultivados en macetas pueden colocarse en el exterior en primavera y verano y volver al interior antes de que las temperaturas alcancen los 4°C.

¿Auto fértil? Sí

8. Limonero.

árboles frutales enanos

Los limoneros son frutales enanos ideales para cultivar en maceta. Disfruta de un lugar soleado.

Fuente: ecoinventos.com

www.portalfruticola.com

Fuente:

Publicidad