21 de diciembre de 2010 19:21 PM
Imprimir

Reducción a un servicio en los programas de inseminación artificial de hembras bovinas

IntroducciónEn los programas de reproducción dirigida del ganado bovino, la aplicación de la IA constituye una herramienta necesaria y más que el número de servicios, el momento óptimo representa el elemento determinante para alcanzar una buena eficiencia reproductiva (1).

Introducción

En los programas de reproducción dirigida del ganado bovino, la aplicación de la IA constituye una herramienta necesaria y más que el número de servicios, el momento óptimo representa el elemento determinante para alcanzar una buena eficiencia reproductiva (1).

Cuando se aplica la I A, se deben tener en cuenta aspectos fisiológicos para determinar el inicio de los primeros síntomas del celo y poder reducir los servicios por gestación, conociendo que la vaca ovula entre 10 y 12 horas después de haber terminado las manifestaciones del estro y el espermatozoide necesita de 5 a 10 horas en el útero para sufrir el proceso de capacitación (2, 3).

El objetivo del presente trabajo fue reducir a un servicio la IA en hembras bovinas del cruce (Holstein x Cebú).

Material y Métodos

Se investigaron 810 hembras bovinas del cruce (Holstein x Cebú) con condición corporal mayor e igual a 3,5 y todas sometidas a un mismo sistema de alimentación, manejo e higiene (4), por un período de tres años (2006-2008).

La IA se efectuó con semen en comprimidos (conservado en nitrógeno líquido). La descongelación se efectuó evitando movimientos bruscos y presencia de rayos solares, disminuyendo al máximo su tiempo, preparación e introducción en el 3er ó 4to anillo del cuello del útero (4).

El diagnóstico de gestación se realizó por la vía rectal a los 45 días postservicio y se reflejó en la tarjeta individual de reproducción; en cada grupo se tomó en cuenta lo establecido (4).

a) Se conformaron dos tratamientos experimentales, cada uno formado por 405 animales, el primero con un solo servicio de IA y el segundo con dos, a los que se les midió: proporción de gestaciones y nacimientos.

b) Las proporciones fueron comparadas por una prueba de hipótesis de Z por medio del paquete STATISTICAr versión 6.0 para Windows 2000 (5).

Resultados y Discusión Cuando se analiza el trabajo reproductivo, se debe tener en cuenta la formación técnica de los inseminadores, sus habilidades, detección de los celos, momento óptimo para efectuar la IA, primer servicio y gestación (6).

Según el Cuadro 1, no se observó diferencias significativas en cuanto a las proporciones de gestación (Cuadro 2); como principal elemento se observó la detección del celo en el momento oportuno que permitió realizar la IA con sus respectivas gestaciones en las hembras bovinas. Se ha señalado (7) que en hembras mestizas bovinas, una proporción de gestación aceptable es de 0,60 valor similar al de esta investigación.

Existen elementos internos y externos que influyen en el momento óptimo para realizar la I.A de las hembras bovinas, que deben ser estudiados In Situ teniendo bien definido todas las características clínicas, debido a que algunos animales pueden ovular antes o después de la hora señalada (8). La eficiencia técnica en el país en el año 1964 alcanzó una proporción de 0,58, con 2,6 servicios por gestación y en el 1976 fue de 1,7 demostrándose mejorías en las habilidades adquiridas por los técnicos inseminadores (7).

Con relación a la natalidad, (9) se alcanzaron natalidades superiores a 0,70 de proporción, mejorando la capacidad reproductiva de los animales mestizos (Holstein x Cebú). En esta investigación se lograron mayores valores de este mismo indicador (0,90), relacionado con el buen desempeño de los inseminadores (Cuadro 3), aunque no significativa entre uno y dos servicios.

Se realizó un análisis económico entre uno y dos servicios de IA, donde se demuestra que con el primero, es más económico (Cuadro 4), con un ahorro de 35,4 pesos (MN) por cada servicio.

Conclusión

La aplicación de un servicio de IA en hembras bovinas, se convierte en una opción sostenible para los programas de reproducción animal bovina.

Bibliografía

(1) Mejías, E .A. C. (2005): Inseminación Artificial inducción y sincronización del celo en hembras bovinas. En: Capítulo I. Situación Actual de la Inseminación Artificial en los Bovinos. Colección: Ciencia y Tecnología. Ediciones de la Universidad Ezequiel Zamora, Barina. Venezuela. ISBN: 980-248-145-9, 19.

(2) Callejas, S. (2004): Control farmacológico del ciclo estral bovino: bases fisiológicas, protocolos y resultados. Disponible en: http://www.produccionbovina.com/informacion_tecnica/insemi nacion_
artificial/ 65-con trol_farmacologico_ciclo.pdf. [Consulta: octubre 15 2009]

(3) Brito, C. R. (1999): Fisiología de la Reproducción Animal con elementos de Biotecnologías. En: Capítulo II. Funciones reproductivas. Editorial Félix Varela. La Habana. Cuba. ISBN: 959-258-070-7, 53.

(4) Ministerio de La Agricultura. Reproducción del ganado bovino. NRAG 537 (1982), La Habana, 9.

(5) STATISTICAr For Windows. 6.0 (2000): http://http://www.statsoft.com

(6) Murria, R. (2009): ¿Cuánto nos cuesta preñar las vacas?, influencia de
los parámetros reproductivos en los costos.

(7) Albarrán, I. (2002): Inseminación Artificial y Andrología Veterinarias. En: Capítulo V Organización de la Inseminación Artificial. Situación y Difusión de la Inseminación Artificial. Tomo I. Editorial Félix Varela. La Habana. Cuba. ISBN: 959-258-239-4, 187.

(8) Calvos, A. J. (2001): Ganado de doble propósito la hembra en desarrollo. Rev. ACPA. La Habana, Cuba. 3.

(9) Rivas, M. (2001): Comportamiento productivo y reproductivo del ganado siboney en Cuba. Vol. 9 Suplemento XVII Reunión de la Asociación Latina Americana de Producción Animal, Palacio de las Convenciones, La Habana, Cuba. REDVET: 2010, Vol.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *