14 de mayo de 2021 11:07 AM
Imprimir

Uruguay : Se concretaron pocas operaciones en el mercado lanero local

A nivel del mercado local se concretaron algunas operaciones en diferentes micronajes, según lo establece la planilla de precios de la Unión de consignatarios y Rematadores de lana del Uruguay

A pesar de que algunos productores están interesados en vender su lana, ante la proximidad de la nueva cosecha en algunos casos y por necesidades económicas entre otros factores, cuando se informan sobre la realidad y los precios de los diferentes tipos de lana, los mismos, en general, están por debajo de sus expectativas.

José Luis Trifoglio, responsable del departamento de Lanas de Zambrano & Cía, hizo referencia a que en algunos casos, esas expectativas, se basan en la información de la venta de algunos lotes puntuales de volumen, de muy buena calidad, acondicionamiento, alto porcentaje de rendimiento al lavado e incluso algún tipo de certificación, ya sea de lana orgánica o RWS, y en ese sentido y en esta nueva realidad que estamos viviendo, no son datos comparables, con lotes que, aunque sean de muy buena calidad y tengan datos de diámetro de fibra similares a los que tiene alguna certificación, no son iguales y la diferencia de precio que viene del exterior es importante entre unos y otros.

Mercado australiano: segunda semana consecutiva de corrección a la baja

En cuanto al mercado lanero australiano, Trifoglio informó que el importante volumen de lana que se puso a la venta y un alto porcentaje de lanas con algunos problemas de calidad, provocaron que por segunda semana consecutiva los precios bajaran.

Sigue siendo una constante, el comportamiento de algunos productores australianos, que cuando ven que los precios se tonifican, aunque sea ligeramente, (hace 15 días atrás), inscriben para las siguientes semanas, un alto número de fardos, hecho que termina presionando a la demanda que aún no se encuentra en su mejor momento, consecuencia aún de la situación sanitaria de todo el mundo.

El volumen ofertado, permite ser más selectivos a los diferentes sectores del comercio, y se observa el mayor interés por lanas con bajo contenido vegetal, las mejores características de calidad y con algún tipo de certificación.

La relación cambiaria entre el dólar australiano y el dólar americano, registró ciertas variaciones durante los días de subastas, culminando casi en similar nivel al que había registrado a mediados de la semana pasada.

El Indicador de Mercado del Este bajó 11 centavos de dólar americano respecto al cierre de la semana pasada (1,1%) y se ubicó en USD 10,08 por kilo base limpia. La oferta semanal fue de 49.771 fardos, de los cuales la demanda adquirió el 88%.

“El mercado no logra encontrar la estabilidad necesaria. Por un lado, los diferentes eslabones de la
cadena textil lanera tienen cierto grado de incertidumbre de cuál será el comportamiento del
consumidor final en los próximos meses y principalmente en el próximo invierno del hemisferio norte; de cómo será también el efecto de la vacunación y si se podrá lograr cierta vuelta a la nueva
normalidad”, dijo el operador de mercados.

Para ese período, los primeros eslabones de la cadena textil deben adquirir materia prima en el corto plazo para poder llegar con productos terminados. En el sector de lanas medias y gruesas, se está necesitando la creación de algún producto innovador que mueva a la demanda a adquirir la gran oferta que tiene en varios países productores. A pesar de los bajos valores, ha pasado mucho tiempo sin que se modifique su comportamiento, la producción se sigue acumulando y los precios siguen muy deprimidos.

Según Australian Wool Exchange, los productores australianos han inscripto para los dos días programados de subastas (18 y 19 de mayo), un total de casi 46.000 fardos, cifra, que probablemente será inferior, ya que los propios consignatarios, están alentando a los productores a no inscribir (o incluso retirar antes de la venta) aquellos lotes cuyos propietarios tiene expectativas de valores que están por encima de los niveles de precios que se vienen registrando, pues ese, es otro elemento que presiona a la demanda.

Fuente: El Pais

Publicidad