22 de diciembre de 2010 17:07 PM
Imprimir

El área triguera bajó pero igual se espera una cosecha elevada

Uruguay : Realidad. Se cubrirá bien consumo interno

La campaña triguera 2010/2011 mostró una reducción de 28% en la superficie destinada al cereal al ser comparada con la del ciclo previo. Unas 100.000 hectáreas se plantaron tarde por los efectos del clima. Pese a la caída del área de 28% respecto a la anterior, la campaña triguera 2011 volverá a dejar un saldo exportable importante, según se estimó en el trabajo "Trigo y derivados: situación y perspectiva", elaborado por Gonzalo Souto para el Anuario de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa). En el 2010 la cosecha del cereal volvió a alcanzar un nuevo récord histórico, superando en 36% a la del año anterior y generando una fuerte oferta exportable. Según Opypa se levantaron 1,8 millones de toneladas, que representan casi 500.000 toneladas más de lo previsto y largamente por encima de las necesidades de consumo del país. Según el trabajo de Opypa, las exportaciones de trigo de la zafra alcanzaron -en noviembre de 2009 y octubre de 2010- su máximo histórico de 1,37 millones de toneladas, es decir 41% por encima de las 970.000 toneladas exportadas en los 12 meses previos. El valor total de las exportaciones alcanzó los US$ 304 millones -26% por encima del récord del año previo- con un precio FOB promedio de US$ 221/ton. Más del 86% de las exportaciones tuvieron por destino el mercado brasileño. Según destacó Souto en el análisis, las ventas de harina en el período noviembre-octubre alcanzaron 37.000 toneladas, 4% menos que un año antes, equivalentes a 53.000 toneladas de granos. NUEVA ZAFRA. Mientras tanto, para la campaña triguera 2010/2011, se planteó una reducción de 28% en el área, que habría alcanzado las 400.000 hectáreas. La reducción del área se debió a problemas climáticos, no a los precios del grano. En la segunda mitad de mayo se complicó la siembra y a fines de junio se habían plantado unas 300.000 hectáreas, apenas el 60% de la intención de siembra planteada por la Dirección de Estadísticas Agropecuarias del MGAP. Souto ubicó las previsiones de cosecha en 1,2 a 1,4 millones de toneladas, lo que marcaría una caída de 33% respecto a la zafra pasada. Pero, pese a todo, se trataría de una las producciones más altas en la historia del cultivo y que volverá a superar las necesidades de consumo interno. Con una mejor calidad, se estima que la comercialización de la zafra muestre una dinámica diferente a la del año anterior, donde los problemas de calidad demoraron la venta.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *