22 de diciembre de 2010 11:16 AM
Imprimir

Cierran la exportación de lengua

La Secretaría de Comercio Interior teme a que haya faltantes de esta menudencia vacuna para las Fiestas.

Para que no falte en la mesa navideña ni en la fiesta del próximo 31 para recibir 2011, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se preocupó hace un par de semanas por decidir una medida insólita: prohibió las exportaciones de lengua vacuna, un producto que suele utilizarse para preparar, por ejemplo, el típico plato de lengua a la vinagreta, un clásico de las Fiestas.El dato fue confirmado por fuentes de la industria cárnica. "No van a estar saliendo [para la exportación] lenguas durante diciembre; se suspendieron los ROE [Registro de Operaciones de Exportación] para este producto", contó una fuente.Según confió el informante, el secretario de Comercio Interior definió la medida, a principios de este mes, para asegurar el abastecimiento de lenguas porque es un plato tradicional de la Navidad. "Esto ya lo hizo también el año pasado y va a ser sólo por diciembre, ya que es el mes de mayor consumo de lenguas del año", agregó.Como producto comercial, la lengua es una menudencia y forma esta categoría junto con otros productos como el mondongo, el hígado y el riñón, por ejemplo. De las menudencias, Moreno exige que el 60 por ciento quede para el mercado interno, mientras que el 40 por ciento restante se puede exportar.En una reciente reunión con empresarios, el secretario de Comercio Interior manifestó que algunas firmas no cumplieron con el abastecimiento de menudencias para el mercado interno. No retó a nadie, pero para la lengua la decisión de ponerles un freno a las ventas al exterior ya estaba en marcha.Aunque parezca un producto menor, el país exporta en volumen más lenguas que hamburguesas. Para graficar, según las estadísticas del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en los primeros diez meses de 2010 se vendieron al exterior 4089 toneladas de lengua versus 2566 toneladas de hamburguesas.Inclusive, la lengua genera más facturación que las hamburguesas. En concreto, en los primeros diez meses de 2010 generó divisas por 16,5 millones de dólares, contra US$ 8,2 millones de las hamburguesas. En este contexto, una fuente indicó que la decisión del funcionario de trabar las exportaciones de lengua en realidad estaría en línea con una iniciativa para que los supermercados la vendan de cara a las Fiestas como carne barata. "Esto lo hace para beneficiar a algunas empresas", se quejó una fuente.La lengua tiene un precio oficial de 7,50 pesos el kilo. Ayer, una cadena de supermercados la ofrecía en su página de Internet a 8,70 pesos el kilo.Si bien no hay una estadística sobre el consumo per cápita de lengua a nivel nacional, si todas las lenguas se quedaran en el país [se producen 8,25 millones de kilos] la ingesta por habitante rondaría los 170 gramos, mucho menos que el consumo total de carne de 57,2 kilos por año.No es la primera medida insólita de Moreno. En 2008, luego de frenar la exportación de quesos y generar enormes stocks, apoyó una campaña con afiches para incentivar el consumo con la frase "Comé queso, te hace bien".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *