16 de mayo de 2021 11:02 AM
Imprimir

Cómo ganar con la soja, el maíz y el trigo por las nubes

Todo el que mira los precios, automáticamente piensa: “Esto es una fiesta para el agricultor”

Federico Morixe, Risk Manager en Commodities de Gletir

Hay que tener en cuenta que la fórmula mágica es: I = P x Q (I= ingreso, P= precio y Q= cantidad).

Y también hay que tener muy en cuenta que cuando la cantidad se ve limitada por el clima, el precio se multiplica por muy poco.

Como los productores no pueden disfrutar de la suba de precios con los kilos cosechados buscan alternativas, como los inversores particulares, para sacar valor con las subas de precios.

Como vemos en las cotizaciones de los mercados de materias primas (commodities), los futuros de los precios están en sus máximos desde septiembre del 2012. El precio de la soja alcanzó nuevamente los 600 $/ton, el maíz los 300 $/ton y el trigo los 280 $/ton.

Todo ligado a las grandes, muy grandes compras de China y a la sobre venta de los países productores limitando su abastecimiento interno; es decir, bajando los stocks del grano disponible obligando al consumidor local a tener que pagar más caro por el grano importado.

Si estas proyecciones en la demanda y la oferta (producción) se mantienen firmes, los precios se podrían sostener durante todo 2021 y 2022, generando mucho movimiento de compra, venta, almacenaje, procesamiento y negocios de granos, como también de los insumos agropecuarios asociados: agroquímicos, semillas, maquinaria, servicios, generando valor en toda la cadena de productos y servicios de los agronegocios en el corto plazo.

Estas circunstancias despiertan el interés de muchos inversores a querer participar en la suba de precios. La forma de poder estar en esta fiesta de precios de las materias primas, en este caso en las del agro, es: comprando o vendiendo contratos de futuros y opciones de soja, maíz, trigo.

Por ejemplo, se puede hacer comprando contrato de futuros (julio) a 450 $/ton y ahora lo podría estar vendiendo en 500 $/ton, ganando 50 $/ton en pocas semanas. Tal cual como han realizado muchos de los productores de Brasil y Paraguay al vender su producción a precios menores.

Otra forma de poder participar en la suba de precios, y en la reactivación económica americana, es a través de las acciones de empresas con actividad en los negocios del agro, en la producción, agroindustria, agroquímicos, exportadores, importadores, y procesadores.

Comprando acciones de las empresas pasando a ser socio de las mismas, ganando en el valor de la acción y en las utilidades y ganancias de las empresas.

También hay algunas alternativas de fondos mutuos los cuales están compuestos con un mix de acciones y/o contratos de futuros de granos, los cuales ayudan a estar diversificado dentro del sector, regiones y países.

Algunas de las empresas más destacadas y conocidas por los productores del agro en el sector son: Adecoagro, Cresud, Bunge, Deere & Company, ADM, Caterpillar, Glencore, Nutrien, Wilmar, Tyson Foods, Monsanto, Bayer, Corteva, Kubota, Toro, Dupont, etc. Las cuales desde enero a la fecha han aumentado su precio entre 4 y 51%, además de ir pagando utilidades.

Invirtiendo en acciones, siendo socios de las empresas del sector del agro, es una manera de invertir en soja, en maíz y en trigo de una manera indirecta, ya que todas las empresas están ligadas a trabajar más con mayor producción, mayor consumo, mayor molienda de alimentos, mayor suba del precio y, por ende, obtener buenos resultados de la coyuntura del mercado.

Hay otras formas de participar indirectamente en el superciclo de los valores de los commodities sin tener que ser agricultor y estar estimando también el precio por cantidad (PxQ).

Fuente: El Pais

Publicidad