17 de mayo de 2021 11:55 AM
Imprimir

Se disparan las exportaciones españolas de carne de cerdo a Filipinas

Una acusada caída del censo porcino en Filipinas, ocasionada por la propagación de la peste porcina africana en el país, está generando un fuerte incremento de las importaciones de carne y productos del cerdo que se prevé continúe a lo largo del año.Las exportaciones españolas de carne y despojos del cerdo a Filipinas alcanzaron entre […]

Una acusada caída del censo porcino en Filipinas, ocasionada por la propagación de la peste porcina africana en el país, está generando un fuerte incremento de las importaciones de carne y productos del cerdo que se prevé continúe a lo largo del año.
Las exportaciones españolas de carne y despojos del cerdo a Filipinas alcanzaron entre los meses de enero y febrero de 2021, un total de 26.048 toneladas por valor de 41,18 millones de euros (M€), lo que supone un dato sobresaliente para las exportaciones de estos productos de España a Filipinas ya que, en tan solo los dos primeros meses del año en curso, se ha exportado el equivalente al 41,80% del valor de todo lo exportado en el año 2020, año en el que se alcanzó la cifra récord de 98,50 M€. De continuar con esta tendencia, cabe esperar que en 2021 se alcance un nuevo máximo histórico.

En este sentido, cabe señalar que el censo porcino de Filipinas continúa descendiendo conforme se propaga la Peste Porcina Africana (PPA) en el país. Según estimaciones de la Autoridad de Estadísticas de Filipinas (PSA por sus siglas en inglés), el censo porcino a uno de enero de 2021 habría descendido un 24% respecto al censo de 2019 (año en el que se declaró por primera vez la PPA en el país), situándose en 9,72 millones de cabezas, frente a los 12,7 millones que se contabilizaban en 2018 y 2019, tal y como se recoge en la siguiente tabla extraída del informe “Swine Situation Report 2021” publicado por la PSA en el mes de abril:

De esta forma, se prevé un déficit estructural en la producción porcina local que hará necesario un incremento de las importaciones del exterior para poder atender a la demanda interna y contribuir a la estabilización de los precios y a la seguridad alimentaria nacional. El Gobierno de Filipinas, consciente de esta coyuntura, ha decretado en los últimos meses una significativa reducción de los aranceles sobre estos productos, así como un incremento de los volúmenes de acceso mínimo, lo que ha generado un gran malestar en el sector productor local, obligando al Gobierno a corregir parcialmente estas flexibilizaciones sobre las importaciones.

Fuente: Eurocarne

Publicidad