17 de mayo de 2021 20:28 PM
Imprimir

Las 3500 vacas robadas: quedó detenido otro empresario y ya son cinco en el caso

Se trata de José Andrés Demicheli, de ADBlick Ganadería, que compró parte de la hacienda a una firma denunciada por el faltante

El empresario José Andrés Demicheli, titular de ADBlick Ganadería, firma con inversiones en esta actividad en Santiago del Estero, fue detenido ayer en la localidad de Malbrán, departamento Aguirre, al sur de esa provincia, y trasladado a la ciudad capital para ser indagado en el marco de la causa por la “desaparición” de 3500 cabezas de ganado pertenecientes a varias firmas.

La firma de Demicheli había comprado a Óleos Del Centro (ODC), del empresario Luis Magliano, una parte de las vacas que las firmas El Tránsito SA, San Eugenio SA y El 38 SA denunciaron como desaparecidas de un establecimiento de engorde de ODC. ADBlick dijo desde un comienzo que había adquirido el ganado de buena fe, con todos los papeles en orden.

Demicheli tenía pedido de captura internacional, según la decisión de la jueza de Control y Garantías de Santiago del Estero, María Pía Danielsen, cuando accedió al pedido de la fiscal Mariela Bitar de Papa y solicitó la intervención hasta de Interpol para lograr su detención.

Según el informe policial, Demicheli fue detenido al ser interceptada la camioneta en la que viajaba por la ruta nacional 34, en jurisdicción de Malbrán, 245 kilómetros al sur de la capital santiagueña. El viernes pasado, la Cámara de Apelaciones santiagueña había confirmado la denegatoria de la eximición de prisión que había presentado a mediados de abril.

El empresario ganadero, según sus abogados Guillermo Rivarola, Lucas Vieyra Ortiz y Lautaro Peralta Galván, “se presenta en Santiago y esperamos sea recibido por la fiscal el mismo día lunes (por hoy). No hay motivo alguno para que no sea excarcelado luego de que preste declaración personalmente, pues toda la prueba incorporada a la causa demuestra claramente que, dado su carácter de comprador de buena fe de la hacienda secuestrada, siempre debió ser considerado uno de los damnificados por los hechos denunciados y no un imputado”.

Un comunicado de ADBlick reproduce declaraciones de Demicheli, donde sostiene que “tan pronto fue denegado mi pedido de eximición de prisión vine a la provincia a ofrecer todas las explicaciones que requiera la Sra. Fiscal, porque soy un buen hombre de negocios y un ciudadano de bien, y los hechos deben ser esclarecidos. La empresa que lidero es una víctima más de esta situación y aclararemos todo lo que fuera necesario. Toda la documentación que así lo acredita está en el expediente desde el 16 de abril cuando nos presentamos espontáneamente”.

“La empresa que represento ha acreditado en las actuaciones ser comprador de buena fe del ganado oportunamente secuestrado en el marco de la investigación. La Cámara de Apelaciones sostuvo que es atendible que deba apersonarme a declarar y deponer las explicaciones personalmente y a eso he venido”, detalla en el escrito.

El quinto detenido

Demicheli es el quinto detenido en la causa, que tiene como eje lo sucedido en Santiago del Estero con 3500 cabezas de ganado que desaparecieron de un campo de ODC cuya principal actividad se concentraba en el engorde en feedlot.

Ese establecimiento, ODC de Magliano, fue denunciado a comienzo de año por las firmas San Eugenio SA, El Tránsito SA y el 38 SA, por el faltante de esa cantidad de animales. Luego de varias semanas de investigaciones, se logró recuperar 1500 animales.

Además de Magliano, también están detenidos Damián Manzaneli, apoderado de ODC; Juan Pablo Miretti, propietario de Agrolam SA (esta firma que ofrece un servicio recibió en su campo hacienda de ADBlick), de Quimilí, y Joaquín Magliano, de 24 años, hijo del conocido empresario ganadero cordobés.

En el devenir de la investigación surgió un dato relevante: la mayoría de los animales recuperados fueron localizados en campos propiedad del exgobernador de Tucumán y actual senador nacional por esa provincia, José Alperovich. Los allanamientos se iniciaron en el establecimiento “La Galesa”, situado en Pozo Hondo, y prosiguieron en el paraje Bandera Bajada, al norte de la provincia santiagueña, al límite el Chaco. Sin embargo, ningún responsable de los campos de los Alperovich fue detenido.

José E. Bordón

Fuente: La Nacion

Publicidad