23 de diciembre de 2010 10:22 AM
Imprimir

Atención del mercado puesta en clima y en siembra de EE.UU.

El mercado va entrando, en la medida en que avanza lo que promedia de este año, en modo de pausa, con volúmenes que se contraen con el correr de los días y una participación acotada de los fondos de inversión, que no se encuentran dispuestos a arriesgar las buenas utilidades que obtuvieron en este ejercicio.

La preocupación en torno a la sequía en la región pampeana de nuestro país agregó un nuevo motivo de inquietud que capitalizaron nuestros competidores, de la mano de mejores cotizaciones.

En general, los distintos informes de bancos de inversión del mundo destacan la posibilidad de un 2011 con buenos precios en materias primas y acciones. En este sentido, y en lo estrictamente vinculado al mercado de granos, los analistas del Deutsche Bank sostienen en su último informe de coyuntura que los precios de los cereales continuarán ganando terreno el año próximo. Lo malo de esta noticia optimista para las cotizaciones es que el fundamento más sólido que estos especialistas visualizan para el mediano plazo es la continuidad de clima seco en nuestra región, con la posibilidad de disminuciones en las proyecciones de soja como consecuencia de este evento.

El banco mantiene una posición constructiva para los precios de los commodities, con una visión muy alcista para los granos y metales preciosos y moderadamente alcista para el petróleo y los metales de uso industrial.

El mercado divide entonces su atención en torno al clima en nuestra región, por un lado, y a la expectativa de siembra en los EE.UU. por el otro. Ambos datos resultan valiosos para ponderar cuál será el escenario productivo mundial del año entrante.

En este sentido, la consultora privada estadounidense Informa Economics reveló su proyección de siembra para 2011 en ese país. Los analistas proyectan que la siembra de maíz insumirá 36,7 millones de hectáreas, en comparación con los 37,7 millones de hectáreas reportadas en el mes de noviembre. Con respecto a la siembra de soja, la consultora estima que se implantarán 31,4 millones de hectáreas en la próxima temporada, cuando los datos del informe anterior revelaban 30,7 millones de hectáreas.

Esta desviación en la intención de siembra de los cultivos de verano obedece a las mejores cotizaciones conquistadas por la oleaginosa en las últimas semanas.

En cuanto a las proyecciones finales del ciclo 2010/11, recientemente culminado en el Hemisferio Norte, Informa estima que la producción de maíz en Estados Unidos alcanzó los 318,5 millones de toneladas, en línea con lo proyectado por el Departamento de Agricultura de ese país (USDA) en su última estimación, en tanto la campaña sojera alcanzó los 91,98 millones de toneladas, en comparación con una estimación reciente del USDA de 91,85 millones de toneladas.

Según el Consejo Internacional de Granos (IGC), los inventarios globales de maíz llegarán al nivel más bajo de los últimos cuatro años y amenazan con disminuir aún más. Los stocks mundiales de este producto alcanzarán en esta campaña los 121 millones de toneladas, los más bajos desde el ciclo 2006/07, en el que totalizaron 117 millones de toneladas.

El IGC anticipa también una mayor siembra de trigo que en la campaña precedente, con una expectativa de crecimiento del 2 por ciento para 2011/12, equivalente a un aumento de 4 millones de hectáreas, como consecuencia de las buenas cotizaciones que se observan para este cultivo, que reflejan la mala performance de las campañas en Rusia, Estados Unidos y Australia. Los mercados mundiales de materias primas siguen mirando con atención las alternativas financieras de China, el principal demandante global de commodities. Cobra sentido observar la marcha de la Bolsa de ese país, pues existe una fuerte vinculación entre la evolución de los precios de las acciones locales y los mercados de materias primas. Pocos días atrás, y ante la baja del mercado accionario, algunos analistas temían que las autoridades chinas generen ajustes en la política monetaria con el objetivo de frenar la inflación y las compras especulativas de materias primas, como un arbitraje de cobertura de la suba de ellas. Los inversores privados no concurren a colocar sus fondos al mercado, ya que las tasas de interés resultan hoy negativas en relación con la tasa de inflación local, lo que ha determinado que los depósitos hayan crecido a una tasa inferior a lo esperado. Un reciente informe del grupo Mizuho, con sede en Tokio, advierte que observaremos al menos seis subas de tasas de interés en China en el curso del año entrante, con el objetivo de enfriar su economía, lo que a la postre resultaría una mala señal para los mercados de materias primas.

Los precios de los alimentos enfrentan una perspectiva positiva casi sin precedentes para el largo plazo. El índice de alimentos de la FAO, que mide una canasta de commodities relacionados con la alimentación, trepó por encima de los récords registrados en junio de 2008. Según la FAO, este crecimiento difiere sustancialmente del observado en el ciclo 2007/08 en el que el surgimiento en las cotizaciones de las materias agrícolas obedeció en gran medida al crecimiento que experimentaron otras materias primas, como el petróleo. En esta oportunidad, no debería hablarse como en aquel entonces de una «crisis de alimentos», sino del comienzo de un sostenido crecimiento en las cotizaciones de los commodities relacionados con la alimentación.

Como señala Abdolreza Abbassian, secretario intergubernamental de la FAO, gradualmente, el mundo va asimilando que los precios de los alimentos no resultarán tan bajos como lo eran. Comenta también Abbassian que podremos ver en el futuro cotizaciones más elevadas y mercados más volátiles que los actuales, con un comportamiento más sólido y permanente que el que se observó en 2008, momento en el que los precios registraron un importante pico de suba y luego cayeron rápidamente.

Informe de Panagrícola

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *