24 de diciembre de 2010 11:06 AM
Imprimir

Detectan foco de tucura en El Cholar

El SENASA declaró el alerta temprana por la detección de nacimientos de tucuras en la norpatagonia. Neuquén ya reparte plaguicidas. La detección se suma a otros dos focos, uno en Curi Leuvú y otro en Andacollo.

Neuquén.- El calor y la sequía que afecta a la región se transformó en un caldo de cultivo ideal para el nacimiento de tucuras (una especie de langosta voraz) en algunas zonas de la provincia del Neuquén.

El director de Fiscalización y Sanidad animal y vegetal de la provincia, José Andino, confirmó a este diario  que en un campo de El Cholar se detectó un importante foco “que fue denunciado por un productor gracias a una intensa campaña que pusieron en funcionamiento en octubre”.

Esta detección de la plaga en El Cholar se suma a otros dos focos surgidos en el cajón de Curi Leuvú y otro en Chayal (cerca de Andacollo) en los últimos días.

"Si bien ya hay animales adultos, muchos están en fase temprana por lo que se están repartiendo plaguicidas e insumos para fumigar y hacer cebos tóxicos (con rebacillo de trigo) con el fin de combatir la plaga", agregó el funcionario.

Andino explicó que Neuquén es una de las 14 provincias que se encuentran desde el año pasado en un programa de monitoreo de Tucura, “lo que ayuda a contar con partidas que ayudan controlar la plaga” , aunque reconoció que este año están trabajando con un remanente de 2009.

Declaración de Alerta

Por otra parte, hoy se confirmó que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) emitió una alerta temprana ante la detección de focos de tucura en la provincia de Neuquén.

Según un informe del organismo nacional se comprobaron nacimientos de la tucura Dichorplus, en estados de mosquitas, en la zona centro (departamentos de Zapala, Catan Lil y Aluminé) y en la zona norte (departamentos de Chos Malal y Ñorquin).

“Los mallines comunitarios se encuentran muy afectados por daños anteriores y en la actualidad los monitoreos indican que se están superando los niveles de daño económico de 25-50 tucuras por metro cuadrado”, se explicó desde el organismo.

Se señaló que “para el sistema de trashumancia que hacen los productores caprinos, este alerta temprana posibilita proteger y disponer de los recursos forrajeros en los mallines para todos los veranadores”.

También se resaltó el trabajo sanitario en conjunto con todas las Agencias de Fomento Rural del Neuquén (AFR) en los campos de invernada, “lo cual posibilita la recuperación de los campos que vienen de una larga sequia".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *