4 de diciembre de 2009 19:37 PM
Imprimir

Se acerca el debut del etanol y hay expectativa por un negocio superior a $2.600 M

A partir del 1º enero de 2010, los productos que se comercialicen en las estaciones de servicio irán incorporando gradualmente un 5% de biocombustibles. Capital Federal, la pampa húmeda y el Noroeste picarán en punta en términos de oferta. ¿Aumentarán los precios? ¿Quiénes son los proveedores.

Tras numerosas idas y vueltas, la Argentina entró finalmente en la recta final de lo que será la efectiva inclusión de los biocombustibles en las naftas y el gasoil. A partir del 2010, los productos que se comercialicen en las estaciones de servicio locales irán incorporando gradualmente un 5% de etanol y biodiesel. De acuerdo con el mapa de provisión que la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno adelantó a iProfesional.com, la Capital Federal y las principales áreas de la pampa húmeda aparecen como los espacios que contarán con las mezclas ya en el primer tramo de 2010. No obstante, el abastecimiento quedará sujeto a lo que decidan YPF y el resto de las grandes petroleras con operaciones en el país. Aún así, se da por descontado que también habrá disponibilidad en el noroeste; esto en virtud de que ahí opera el grueso de los ingenios azucareros que aportan el alcohol que, bajo la forma de etanol, estará destinado a la combinación con las naftas.El corte con estos productos comenzará a regir a partir del 1º de enero próximo, según lo estipulado por la Ley 26.093 y su decreto reglamentario. Pero en el sector ya anticipan que al menos en el primer semestre del año próximo no habrá capacidad suficiente para abastecer de manera íntegra a todos los puntos de venta. 
De hecho, en lugares como Córdoba se prevén faltantes, producto de la ausencia de plantas que elaboren los nuevos compuestos.

En esa dirección, la Cámara de Biocombustibles mediterránea (Cabiocor) admitió que, a poco de iniciarse la mezcla obligatoria, en la provincia no existe ningún emprendimiento de productores autorizado por la Secretaría de Energía.

Concretado el inicio de esta nueva etapa en algunos distritos , según comentó Claudio Molina, director de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, "el resto de la Argentina se irá adecuando en tanto se vayan superando las complicaciones a nivel capacidad de elaboración que, por ejemplo, muestran hoy los azucareros”.

Para cortar todas las naftas con etanol harán falta 282.000 metros cúbicos, y los ingenios sólo podrán aportar 210.000 en el primer semestre. Recién en la segunda parte de 2010 la escena será algo distinta, porque ahí entrarán en producción otras destilerías, como es el caso de la que impulsa Ledesma”, indicó a iProfesional.com.

En biodiesel si bien habrá pleno abastecimiento, las complicaciones vienen por el lado del marco legal vigente en esa actividad, que inhibe como proveedores del programa a aquellas compañías que no se encuentren en manos de productores agropecuarios locales o el mismo Estado.

Para garantizar la disponibilidad del producto, el Gobierno impuso un régimen de cupos para esas empresas, que podrán aportar una fracción pero sólo para el año próximo. Si luego surgen aportantes de biodiesel coherentes con la ley, entonces las primeras dejarán de participar del corte”, precisó Molina.

Las firmas que aportarán las 620.000 toneladas de bio requeridas para el 2010, aseguró el ejecutivo, “no serán más de 18, de las cuales 11 hoy son grandes exportadoras”.

Por lo pronto, tanto las petroleras como los ingenios y las plantas productoras de biodiesel que participan del programa impulsado por el Gobierno están exultantes: se estima que el corte con biocombustibles les reportará, sólo en el 2010, ganancias por alrededor de 2.600 millones de pesos.

 
Estaciones de servicio
Ahora bien, ¿de qué manera se preparan las estaciones de servicio para comercializar la nueva mezcla?

Rosario Sica, presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), explicó a iProfesional.com que los puntos de venta “están trabajando fuertemente para cumplir con las exigencias de calidad que exige el corte y tener todo listo para cuando éste comience”.

“Se está ajustando todo para cumplir con la ley. YPF está haciendo una inversión muy importante para poder implementar las mezclas. Y lo mismo está ocurriendo con las refinerías de Shell y Esso, que trabajan para producir bajo los nuevos requerimientos“, dijo.

Por el lado de la Confederación de Entidades de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha) su titular, Raúl Castellano, descartó la posibilidad de que todas las estaciones de servicio “ofrezcan las mezclas a partir del 1º de enero, más allá de que lo establezca la ley”.

“Hasta el momento no se han dado experiencias en ese sentido en las estaciones, por lo que me da la impresión de que viene muy atrasado el asunto. En nuestro caso, estamos con la limpieza de los tanques y nos preparamos para una reunión con las petroleras en el transcurso de la semana próxima a fin de definir cómo será la comercialización”, señaló a iProfesional.com.

El ejecutivo sostuvo, además, que “tampoco está claro qué sucederá con la política de precios”. “También están los costos que las estaciones de servicio tuvieron que afrontar para poder almacenar el producto. Es necesario un proceso de optimización, y eso corre por cuenta del punto de venta”, dijo.

¿Aumentarán las naftas con la inclusión del etanol? Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán, la provincia que liderará la provisión de etanol, adelantaron a este medio que su inclusión “aumentará en hasta 5 centavos los precios de los combustibles que resulten alcanzados por la nueva normativa”.

Con relación a los usuarios, la carga de la nueva fórmula no implicará cambio alguno en términos mecánicos. Por el contrario, se ha comprobado que algunos autos incluso mejoran su rendimiento producto del nuevo componente.

Cómo se reparte el negocio de la provisión
Los ingenios azucareros de Tucumán, Salta y Jujuy aportarán –desde el 1º de enero próximo– el 5% de etanol que por ley deberán incluir las petroleras por cada litro de combustible que ofrezcan a la venta.

Se trata de un negocio que, en principio, moverá alrededor de $500 millones sólo en esa área del país. Y que, por estos días, ya enfrenta por un lado a los industriales que elaboran el derivado y, por el otro, a los cañeros que controlan la materia prima.

Producto de la resolución 660/09, emitida por la Secretaría de Energía de la Nación, los ingenios, adicionalmente a su negocio habitual, pasarán a producir cerca de 210.000 metros cúbicos de etanol que comenzarán a llegar a los tanques de los automóviles al comienzo de 2010.

De acuerdo a la norma, el nuevo combustible para mezclar es y será elaborado hasta el año 2021 sólo por ingenios como La Corona, Santa Rosa, La Florida, Santa Bárbara, La Trinidad, Tabacal, San Isidro, Río Grande y, ya a fines del año próximo, Ledesma.

Estas empresas son las que ya calcularon los millones de pesos que originará la actividad, que sólo por la producción de azúcar hoy mueve casi 2.000 millones de pesos.

En paralelo a lo que sucede en este ámbito, compañías instaladas en otros puntos del país, como es el caso de Santa Fe, y que entregarán el biodiesel para el gasoil sostienen que el corte les permitirá asegurar los casi 5.000 empleos que en la actualidad origina la elaboración de ese combustible.

Patricio Eleisegui

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *