30 de mayo de 2021 11:20 AM
Imprimir

En Los Cóndores, el agregado de valor levanta vuelo con los pollos

Una pyme familiar logró la habilitación provincial para el frigorífico aviar “El Algarrobo”, en el que planean faenar 1.000 pollos por día e incorporar una línea de trozado y congelado.

La pyme familiar que encabeza Oscar Ballester en la localidad de Los Cóndores está cumpliendo 20 años desde que comenzó a trabajar, y es un ejemplo más de un emprendimiento nacido en el interior del interior, que se desarrolló bien desde las bases.

“En 2001 comenzamos con la cría y faena de pollos. Lo hacíamos en una pequeña pieza en pleno centro del pueblo. Luego pudimos ampliarnos hasta alcanzar una producción de entre 50 y 100 pollos por semana, y volvimos a crecer con un pequeño peladero. Y con el paso del tiempo, comenzamos a trabajar en lograr la habilitación provincial”, relató Ballester a Agrovoz.

Esa habilitación llegó hace dos semanas y permitirá que los pollos del frigorífico El Algarrobo pasen las fronteras de Los Cóndores y empiecen a ser comercializados al menos en poblaciones vecinas de los departamentos Calamuchita, Río Cuarto y Tercero Arriba, como Almafuerte, Río Tercero, Embalse, Santa Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano, Berrotarán, Villa Rumipal y Villa del Dique.

“Somos un emprendimiento familiar que a partir de ahora vamos a poder trabajar mejor en el sistema y poder pensar en planes para seguir creciendo. Hasta ahora veníamos faenando entre 500 y 600 pollos diarios, tres veces por semana. Con el nuevo frigorífico, tenemos capacidad para llegar a 1.500 pollos por día, y en principio nuestro objetivo es alcanzar mil pollos, faenando todos los días”, remarcó Ballester.

A un peso promedio de 2,4 kilos por pollo pelado, significa pasar de una producción semanal de 4.000 kilos de carne aviar, a una potencial de unos 10.000 kilos.

En paralelo, los Ballester tienen como ambición seguir agregando valor, incorporando una línea de congelados. “Hoy vendemos el pollo entero, sin trozar. El objetivo a mediano plazo es poder invertir en la planta para poder incorporar el desposte y congelado, para poder vender las piezas por separado”, explicó el titular de El Algarrobo.

Por otro lado, un cambio que encabezarán desde la pyme es que hasta hoy tenían integración vertical; es decir, los pollos que faenaban eran criados y engordados en una granja propia. “Ahora con los precios del maíz eso no es tan conveniente, y al contar con la habilitación provincial, ya podemos tramitar todas las documentaciones para poder gestionar el tránsito de aves vivas hacia nuestro establecimiento”, indicó Ballester.

CINCO AÑOS DESPUÉS

La habilitación oficial de la planta frigorífica aviar El Algarrobo se formalizó el pasado 20 de mayo, en el marco de una visita encabezada por autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Proincia, antes de que se dispusieran las nuevas restricciones de circulación por la pandemia de Covid-19.

Según indicaron desde la cartera agropecuaria, el emprendimiento pasó con éxito todas las etapas de control y auditoría realizadas por los profesionales y técnicos del área de Faenamiento.

“Es un proyecto familiar muy importante para la región, que prevé varias etapas de ampliación, lo que significa más fuentes de trabajo y más agregado de valor a nuestros granos. Además, hacía cinco años que no se habilitaba un nuevo frigorífico en Córdoba”, destacó el ministro Sergio Busso.

Entre tareas directas e indirectas, este proyecto implica para la población de Los Cóndores unos 10 puestos laborales.

Busso también subrayó la mejora sanitaria que supone un frigorífico con todas las habilitaciones correspondientes, sobre todo para garantizar un producto inocuo para la población.

“La importancia de habilitar un frigorífico de estas características es que la faena se deja de hacer en sitios muchas veces no aptos para tal fin, y pasa a realizarse dentro de instalaciones que cuentan con todas las condiciones de salubridad, infraestructura y equipamiento que garantizan un producto seguro para el consumo de la gente”, mencionó Busso.

“Se pudo llegar a esta habilitación por la seriedad, el compromiso y la dedicación de los titulares ante cada observación e indicación que se le realizó, en función de lo que dicta la normativa”, agregó el responsable del área de Faenamiento de la Secretaría de Ganadería, Juan Lazarte.

Del recorrido también participaron la secretaria de Ganadería, Catalina Boetto; el director de Agencias Zonales y Desarrollo Territorial, Germán Font;  el legislador Carlos Alessandri; y el intendente de Los Cóndores, Diego Blengino.

Fuente: AgroVoz

Publicidad