4 de diciembre de 2009 19:38 PM
Imprimir

Uruguay se convirtió en un país líder en el rubro cárnico

Marcelo Milani director de la empresa que instaló el sistema de control electrónico de la faena en los frigoríficos uruguayos y que cumplió cinco años evocó el proceso y trazó los nuevos desafíos para esta nueva tecnología.

La empresa que instaló el sistema de control electrónico de la faena en los frigoríficos uruguayos cumplió cinco años y el momento fue propicio para que Marcelo Milani evocara el proceso para El Observador Agropecuario y trazara los nuevos desafíos para una tecnología que prestigia el rubro cárnico uruguayo 
  
 1¿Qué significó la experiencia de instalar en Uruguay un sistema de información electrónica en frigoríficos –cajas negras– que hoy es una referencia internacional?
Cuando nuestra empresa empezó en 2000/2001 el proyecto del Instituto Nacional de Carnes (INAC) ya tenía en Brasil una buena ubicación en el área avícola y en Chile en la pesca, y nos faltaba una referencia en ganado bovino. Nos interesó Uruguay, que es el país que mejor procesa la carne en Sudamérica. El proyecto de INAC significó una forma de ingresar al país con presencia de la empresa en todos los frigoríficos. Era una idea de cierta manera romántica, porque no sabíamos de las dificultades del proyecto ni cuán difícil sería el manejo humano.
2¿Qué pasa hoy a cinco años de instalado el sistema?
La empresa está muy bien ubicada, el proyecto INAC ha recibido muchos premios internacionales y ha transformado el ambiente comercial del país, porque hace que todos los frigoríficos tengan las mismas condiciones de competencia. Además, por tener modernizado el ambiente de los negocios, ha favorecido las inversiones de los que lo hicieron en mejoras de producción y de productividad en los dos proyectos emblemáticos en el país que son los frigoríficos Las Piedras, en Canelones, y BPU, en Durazno. En estos momentos son los frigoríficos más modernos del mundo. En esas plantas las inversiones se han focalizado en las áreas de trozado, donde se desarrolló una tecnología que permite una trazabilidad individual, que establece el origen del corte en velocidades compatibles con el mercado uruguayo, porque ese proceso se hace en otros países, pero no con la velocidad de Uruguay.

3¿El proceso sigue en ajuste o está consolidado?
Como proyecto está cerrado desde 2007 y, desde ese momento, está en recolección de datos en forma continua en todos los frigoríficos. Esto está consolidado porque incluso todos los ganaderos reciben la información a través de la web de INAC, y hasta por celular. Estamos en un punto donde no existen problemas técnicos o de otro tipo.

4Ustedes están desarrollando la mejor tecnología en seguridad alimentaria en el mundo. ¿Ello incluye una buena trazabilidad ganadera que llega hasta la planta de faena?
Sí. La bioseguridad es una palabra que no generaba preocupación cuando iniciamos el proyecto. Estamos hablando de los años previos al atentado de las torres gemelas, que prácticamente cambió el mundo y provocó que hablemos de bioterrorismo y bioseguridad. Ésta involucra no solo la trazabilidad de los ganados, sino también la seguridad en los procesos. El alimento es un elemento donde la información hace una diferencia muy importante. Si usted tiene un paquete de carne sin origen y otro tiene la información acerca de la procedencia del ganado y establece que no tiene hormonas, de animales que han sido criados en un ambiente natural como es Uruguay, se concluye que este país está muy bien ubicado en las garantías en bioseguridad. El país tiene las condiciones de ser el mejor en el mundo en la carne.

5El proyecto ha recibido premios internacionales.
Exacto. Uruguay ha logrado distinciones trascendentes, incluso un cuarto premio a nivel mundial, categoría en la que ganó un proyecto de Hillary Clinton, con el que era muy difícil de competir.

6¿El proyecto de Uruguay se presentó en otros países?
Efectivamente, Uruguay está vendiendo la idea del proyecto en otros países. Pero hay que mirar un poco cuáles son los países que tienen condiciones similares. Por ejemplo, es difícil de implementar un proyecto de este estilo en Brasil o Argentina, debido a su tamaño superior. Pero es posible instalarlo en Chile, en Paraguay o en Nueva Zelanda.

7¿Cómo ve las perspectivas para estas tecnologías?
Bioseguridad es un tema que se va a desarrollar mucho más en la región, porque es necesario también tener un control serio y eficaz sobre el ambiente de negocios de la carne. Este proyecto de Uruguay va a influenciar en toda América. Ya hay conversaciones de las autoridades con Brasil y con Argentina para mostrar como modelo el proyecto uruguayo.

8¿Cómo se ve a Uruguay como actor en el mundo de los mercados de la carne?
Los uruguayos se miran de manera muy humilde. En el rubro cárnico Uruguay se ha convertido en un país que lidera en el mundo. No olviden que los proyectos de BPU y Las Piedras transforman el país de una situación normal a tener la mejor tecnología en el mundo para procesamientos de carnes. Ese tipo de inversiones no se hacen para el fracaso, sino porque el ambiente comercial que se creó alrededor del proyecto hace que las mejores prácticas de producción, como la faena y trozado, se estén procesando en esos frigoríficos. Esto no es una promesa que tiene Uruguay para mostrar, es un hecho.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *