26 de diciembre de 2010 12:15 PM
Imprimir

Paraguay cierra 2010 como séptimo exportador de carne

"El que va a la villa pierde su silla", sostuvo el presidente de la ARP, Juan N. Núñez, ya que ante el retroceso de otros países, Paraguay avanza como proveedor de alimentos. Ayer fue la evaluación del año del gremio rural.

Paraguay subió otro escalón más en la lista de los exportadores de carne a nivel mundial. Según el informe final de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Paraguay cierra el 2010 como sétimo proveedor del alimento de origen bovino.

"El hato nacional ha sobrepasado las 12 millones de cabezas, conservamos nuestro estatus de país libre de aftosa con vacunación y vamos camino a escalar aún más en las tablas del comercio exterior mundial, en donde ya figuramos como el sétimo exportador de carne bovina."

En los últimos años, los envíos de cárnicos paraguayos ingresaron a la lista de los top ten, dentro de los 10 primeros a nivel mundial. La participación en el comercio internacional estuvo en torno al 3%, con tendencia a mayor peso como país y está entre los 20 países productores de carne. Es decir, Paraguay ya no figura en el grupo de "otros", sino tiene presencia propia en el comercio mundial de las carnes. Núñez se mostró confiado en seguir avanzando y estimó que para el próximo trienio la situación paraguaya tiene todo a su favor para seguir escalando posiciones, siempre que no existan otros factores que alteren el normal proceso.

DINÁMICO. El ganadero también explicó que el mercado mundial es dinámico. Recordó que mientras el Gobierno argentino y el sector rural de ese país están en permanente cruce de críticas, los demás países no se quedan atrás.

"Aquí la cuestión es sencilla. El que va a la villa pierde su silla, dice el refrán. Y bueno, se aprovechan esos espacios. Argentina empezó a perder lugares en la lista. Hoy somos sétimos y delante tenemos, por ejemplo, a Nueva Zelanda y Uruguay, y creo que en unos años más vamos a seguir avanzando", refirió.

Indicó que es necesario entender que la producción es la locomotora del desarrollo y que no queda otra opción sino "subirse al tren"; quien no lo haga estará condenado al retraso, advirtió.

"Estamos avanzado y seguiremos avanzando, con las reglas del mercado abierto, la libre competencia y la igualdad de oportunidades para todos, como manda la economía seria que hace progresar a la humanidad", refirió el empresario.

Participaron del encuentro dirigentes de otras organizaciones productivas y empresariales, así como algunos miembros de la directiva de la ARP.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *