26 de diciembre de 2010 12:28 PM
Imprimir

Más viento de cola para las exportaciones

Uruguay : La soja, la carne vacuna, los lácteos y el arroz cierran 2010 con muy buenos precios internacionales y prevén que el año que viene será igual o mejor que este

Tras un 2010 en el que las ventas al exterior arañarán un crecimiento de 20% con envíos por unos US$ 6.700 millones, los principales productos exportables uruguayos, que sumados representan más de 40% del negocio, esperan mantener o mejorar el desempeño el año próximo, fruto de una demanda que se muestra firme y precios internacionales que estarán al menos a los mismos niveles y en muchos casos por encima a los de este año. De acuerdo a las proyecciones de empresarios de todos los rubros involucrados, commodities como la soja, el trigo y el arroz, lácteos como el queso y la leche en polvo, productos con escasa industrialización como la carne vacuna y otros con algo más de valor agregado como la pasta de celulosa cierran el año con buenos precios en el mundo y, salvo la incertidumbre que surge en el sector de la madera y en parte por el trigo, esas condiciones favorables perdurarán en el futuro inmediato. La expectativa generalizada es vender por encima que los precios actuales, un aspecto que, además de a los inversores involucrados, alegra y mucho a otros rubros ya que el desempeño de estos sectores es "vital" para el desarrollo de la economía uruguaya en general, según dijo Ramón Pampín, gerente del Departamento de Servicios Economicos de PWC (ex PricewaterhouseCoopers). Para el economista, "el precio de los commodities permanecerá a niveles elevados" y su predicción se funda básicamente en dos factores. En primer lugar, existe una "demanda pujante" que lleva los precios al alza, fundamentalmente de la mano de países como China, Rusia y Corea del Sur que han tomado "cada vez más protagonismo" en el mercado internacional luego de la crisis económica desatada a fines de 2008. Su necesidad cada vez mayor de obtener materias primas genera buenos augurios a los países dedicados a producirlas. Al mismo tiempo, otro factor coyuntural que está jugando a favor de la exportación de commodities es el precio del dólar. Con la divisa estadounidense a niveles bajos, los productores reciben menos dinero en su moneda local por cada dólar exportado y eso afecta a la rentabilidad. Ante esa realidad, una de las herramientas a las que echar mano es aumentar los precios para mejorar el negocio. "Por tanto, si el consenso general es que el dólar continuará débil un tiempo más, esto se convierte en un factor que estimularía precio de commodities altos", apuntó el experto. Cierre del año sonriente Con la demanda mundial de varios productos básicos tonificada, algunos rubros lamentan no tener mayor capacidad de producción ya que están convencidos que no tendrían dificultades para colocarlos. Es el caso de la carne vacuna, un rubro que exportó US$ 968 millones este año con datos cerrados a noviembre. El director de la Cámara de la Industria Figorífica, Daniel Bellerati, dijo que si Uruguay produjera el doble "podría venderlo también" a "muy buenos precios". Al cierre de 2010, la tonelada de carne rondará los US$ 3.000 mientras que a fines de 2009 el valor era de US$ 2.300. "La demanda es sostenida y en materia de precios todo indica que van a ser iguales o mejores que los actuales", aventuró. Una similar expectativa tienen los productores de soja, uno de los tres principales rubros que Uruguay exporta con US$ 705 millones vendidos entre enero y noviembre, según datos de Uruguay XXI. Con China como gran comprador, el precio del commodity creció 40% durante este año y hoy en base a la oferta y demanda una tonelada se paga US$ 465. Consultado por El Empresario, el director de Barraca Jorge Walter Erro- la principal empresa exportadora de soja-, Ramón Erro, dijo que 2011 será "por lo menos igual que este año" con expectativas altas de precio y demanda. "Tenemos un producto que el mundo necesita. Cada vez hay menos tierras agrícolas y mayor cantidad de personas para alimentar", afirmó. Otro grano que cierra un buen año es el trigo, que hasta el mes pasado había exportado US$ 284 millones gracias a la fuerte demanda de Brasil, el principal destino de la producción local. Los precios hoy rondan los US$ 270 la tonelada mientras que el año pasado fluctuaron en el entorno de los US$ 200. De todos modos, sobre este commodity hay más incertidumbre respecto a cómo serán los precios el año que viene dado que hay más puntos de producción y la recuperación de stock de países como Rusia (que afectada por incendios suspendió en 2010 la exportación de ese grano entre otros) aumentaría la oferta mundial. El arroz, en tanto, comenzó el año con una luz de alerta y "un panorama muy difícil" pero lo termina con una tonelada a US$ 560, un precio que supera el promedio de 2009. Adolfo Crosa, presidente de la Gremial de Molinos Arroceros, dijo que "hoy lo que se produce se exporta" y pronosticó que, de mantenerse las actuales condiciones climáticas favorables, el acopio será mayor y tendrán precios al menos "por encima de los US$ 500". En materia de lácteos, la tonelada de leche en polvo se paga hoy US$ 3.600, un precio considerado "bueno" por la industria y con la expectativa de que se mantenga de la mano de la consolidación de los mercados asiáticos y su creciente demanda. Los quesos, por su parte, se exportaron a un precio promedio de US$ 4.880 la tonelada este año. Consultado al respecto, el gerente general de Calcar, Pablo Mendoza, aseguró que el valor es "razonable" aunque "tendiendo a mejorar" y pronosticó un "2011 con precios mejores". Otro producto estrella de exportación de Uruguay es la pasta de celulosa producida por UPM, que vendió algo menos de US$ 1.000 millones entre noviembre de 2009 y octubre de este año. La tonelada ha permanecido estable desde junio a US$ 850, un "buen precio", más teniendo en cuenta que a fines de mayo de 2009 se pagaba US$ 250 por la misma cantidad, informó el presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Gerardo Barrios, quién afirmó que es un rubro en el que se "dificulta enormemente" hacer previsiones y evitó pronunciarse sobre el mercado en 2011. A varias puntas vv A diferencia de rubros como la carne, que tiene multiplicidad de destinos, la pasta de celulosa enfrenta la dificultad de vender solamente a Finlandia y China, lo que acota los márgenes de maniobra locales. 1.500 eran los dólares que se pagaban por una tonelada de carne vacuna en 2001. Desde entonces el precio promedio ha subido sin parar hasta cerrar el año en curso en los US$ 3.000. vvEn 2008, previo al inicio de la crisis económica que afectó al mundo, varios commodities vieron precios "históricos". Por ejemplo, la tonelada de soja superó los US$ 500 y la de carne los US$ 4.000. Los empresarios coinciden en que seguramente no se alcancen nunca más esos precios. 195.000 son las hectáreas que hay plantadas con arroz, 18% más que las 165.000 de 2009. De todos modos, el rendimiento de producción por hectárea este 2010 fue menor que el registrado en el año anterior

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *