4 de junio de 2021 17:10 PM
Imprimir

Nicolás Pino, de la Sociedad Rural: “Hay que sacar el pie de los impuestos”

El nuevo presidente de la entidad busca diálogo con el Gobierno y propone soluciones. Alerta que productores piden más protestas

Nació en la provincia de Buenos Aires, es técnico en Producción Agropecuaria, con gran trayectoria en el sector de los matarifes, y padre de dos hijas. Nicolás Pino es el nuevo presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA). A los 55 años, asumió el martes, luego de ocupar cargos dentro de la entidad hace más de 30 años en los que fue hasta vicepresidente del saliente Daniel Pelegrina.PUBLICIDAD

En diálogo con El Cronista, el líder del espacio Movimiento Compromiso Federal señala que busca promover una Rural más horizontal, moderna, federal y sobre todo con mayor participación de jóvenes y mujeres. Su cambio de paradigma también incluye un mayor diálogo con el Gobierno. “Vamos a hacer que los directores de cada provincia tengan una independencia para tomar decisiones. El sistema actual es muy presidencialista”.

Además, es crítico del cierre de exportaciones de carne vacuna por sus resultados y propone un cambio de mentalidad que permita reducir las retenciones. “Habría muchísima más siembra de todo, no sólo de soja. Hay que sacar un poco la pata del impuesto, este es totalmente distorsivo y malo”.

– Le tocó asumir en el medio de un conflicto por el precio de la carne y el sucesivo cierre de exportaciones que implementó el Gobierno ¿Hay herramientas para frenar los aumentos?

-Entiendo que la suba del precio de la carne acompaña las subas que está teniendo todo en la Argentina, que tiene entre un 40 y 50% de inflación anual. Y, la realidad es que lo que terminó pasando fue lo contrario a lo que se buscaba. El día que se cerró la exportación en el mercado de Liniers las vacas que van para China bajaron entre 20 a 30 pesos por kilo vivo. Es plata que se perdió o dejó de ganar el criador. Pero, por otro lado, todas las categorías de consumo aumentaron. Por lo tanto no es virtuoso cerrar exportaciones. Sí es virtuoso usar los medios que tiene el Estado para que si se detecta una evasión en el negocio de la exportación de carne se combata ese caso. Pero no podés cerrar la exportación por completo, los productores están enojados y si el Gobierno no recapacita nos piden volver a tomar medidas de fuerza.

– ¿Cómo se puede llegar a una solución? ¿Buscará tener mayor diálogo con el Gobierno?PUBLICIDAD

– Con el Gobierno y con todos. Si no dialogamos no se llega a soluciones. De un paro o de un cese de comercialización no se sale victoriosos. Todos salimos golpeados. A todos nos duele, yo que soy vendedor de novillos me complica no vender. Quienes reciben la carne que yo vendo se queda sin mercadería para vender, las personas tienen menos acceso y el Estado baja su recaudación impositiva. Nadie se beneficia. Le pedimos al Gobierno que sea sensato en la medida. Hay otras soluciones para esto.

-¿Cómo cuáles?

– Una solución al conflicto de la carne es pedir que se exporten menos los cortes parrilleros. Los tradicionales en Argentina: el famoso asado, vacío y matambre. Si tratan de exportarlo menos y ponerlo más en consumo, habrá mas en mostradores. No es tan complicando.

– El Gobierno analiza aumentar las retenciones al 15% para la carne, ¿Cree que es parte de una amenaza en el medio de la negociación?

– Tiene los medios para hacerlo. Ahora, la realidad es que uno ve el escenario del mundo que es que demandan lo que nosotros hacemos, es decir, alimentos. En vez de estar pensando en subir retenciones ¿por qué no pensamos en subir retenciones y que se produzca más? ¿Qué pasaría si el Gobierno baja 3 puntos? Hay que modificar la forma de pensar. Habría muchísima más siembra de todo, no sólo de soja. Hay que sacar un poco la pata del impuesto, este es totalmente distorsivo y malo. Si se baja eso va a redundar en mayor producción.

– Una de sus propuestas de campaña fue una Rural más federal, horizontal y con participación de jóvenes y mujeres, ¿Qué medidas va a tomar para lograrlo?

– Lo vamos a lograr con dedicación y generando una mejor comunicación, dándole más participación a la gente del interior. La rural está distribuida en 14 distritos, cada uno con su director. Ellos tienen que tener independencia para tomar decisiones y no un sistema tan presidencialista como el actual. Desde Buenos Aires la Mesa Directiva de la rural no puede tener la certeza de lo que está pasando en cada región productiva del país. En cuanto a la inclusión de mujeres, para empezar en nuestra mesa directiva hay una y en muchos cargos en todo el país. Intentaremos sumar más no como política discrecional, sino pensando en igualdad de género.

-¿Cuáles son sus principales diferencias con la anterior dirigencia?

-Considero que tanto yo como Marcos Pereda (vicepresidente electo) somos personas con una cabeza mucho más abierta. Somos más permeables a las opiniones y a escuchar productores de todo tipo. Y, muy humildes en lo que respecta a aprender.

Fuente:

Publicidad