4 de junio de 2021 22:19 PM
Imprimir

LA INDUSTRIA DEL VINO PIDE AL GOBIERNO QUE LE QUITEN LA RETENCIONES

Presentaron un informe al equipo del ministro Kulfas, solicitando eliminar el 4,5% que tributan las exportaciones. Cada hectárea de vid genera 5,6 veces más divisas que una de soja.

Montados sobre el efecto multiplicador de una hectárea de viñedos, capaz de generar más de 5 veces lo que factura una de soja, la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) solicitó a las autoridades nacionales se elimine el impuesto a la exportación de 4,5% que padece el sector.

Los datos oficiales relevados por el Observatorio Vitivinícola Argentino -unidad ejecutora de la COVIAR- demuestran que una hectárea de viñedos genera más dólares por exportaciones y más empleo que cualquier otro producto agrícola en la Argentina. 

La estadística indica que una hectárea cultivada con uva genera exportaciones promedio por un total de U$S4.800, casi el doble de lo que exporta una hectárea de maní (U$S2.683) y representa 5,6 veces más de lo que la soja exporta por hectárea, que equivale a U$S857.

Por otro lado, además de este aporte fundamental para la economía argentina, el complejo exportador de la uva (incluidas aquí las ventas de uvas en fresco y pasas, vino fraccionado y a granel y jugo concentrado o mosto) es un sector clave en la generación de empleos.

Esto es así porque por cada 100 hectáreas cultivadas y en producción, la vitivinicultura genera alrededor de 72 puestos de trabajo. Es decir, diez veces más que los empleos que genera el maní (7 por cada 100 hectáreas en producción) y ampliamente superador a la cantidad de mano de obra que demandan los complejos exportadores de cebada, girasol, trigo, maíz y soja. Todos estos sectores emplean a entre 1 y 3 personas por cada 100 hectáreas cultivadas.

Otro punto a destacar es la presencia en el mundo y la diversificación de mercados que tiene la vitivinicultura argentina. En este sentido, el complejo uva con sus productos exportables llega a 108 mercados (países) del mundo. En tanto el complejo maicero llega solo a 66 países, mientras que el maní accede a 63 y la soja a 44 mercados.

En base a esta información COVIAR elaboró un análisis comparativo de los complejos agroalimentarios exportadores que fue presentado al equipo técnico del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, “para que sea analizado y evaluado por el ministro Matías Kulfas, en conjunto con el pedido de eliminar los derechos de exportación (retenciones) que actualmente pagan los principales productos de la vitivinicultura, un sector clave de las economías regionales presente en 18 provincias argentinas”.

“En este contexto y contemplando el efecto multiplicador que tiene la vitivinicultura como generadora de divisas, creadora de empleo y su aporte a la construcción de marca país, es pertinente discutir el rol e impacto que tienen los derechos de exportación que hoy paga el sector. Un menor costo por la eliminación de las retenciones nos ayudaría a ser mucho más fuertes en los mercados y crecer más en las exportaciones”, afirmó José Alberto Zuccardi, presidente de COVIAR.

Fuente: El Litoral

Publicidad